Mundo Obrero

La Matanza

Alicorp: segundo trabajador contagiado con covid-19

Ayer se conoció la noticia y causó preocupación y enojo entre los trabajadores ya que la empresa sigue sin respetar el protocolo.

Franco Villalba

Trabajador de Alicorp | La Matanza

Luis Giordano

Trabajador y congresal del Sindicato de Obreros Jaboneros del Oeste

Sábado 4 de julio | Edición del día

Una vez más vemos que para la patronal, lo único esencial son sus ganancias y no la vida de los trabajadores, tal como lo contamos acá. La bronca crece entre los compañeros porque nadie quiere infectarse ni tampoco llevar el virus a sus familias y su entorno. El desprecio de la empresa que fabrica jabón de tocador y en polvo hacia nosotros está llegando muy lejos: cuando hace dos semanas se conoció el primer caso, la fábrica estuvo parada todo el fin de semana y hubo inspección del municipio. Todos los trabajadores fueron enviados a sus casas sin ser testeados como ellos reclamaban.

Pero esta vez, ni eso. La empresa al enterarse de este segundo compañero infectado por el virus decidió no parar la producción y mucho menos garantizar testeos masivos a todos los trabajadores. Tampoco a los tercerizados de limpieza, del comedor y seguridad, una medida elemental para tener un diagnóstico general de nuestro lugar de trabajo. Nada de eso, para Alicorp lo único que importa es seguir rompiendo récords de producción, negando a sus trabajadores algo tan esencial como el derecho a la salud. Incluso ahora también tienen el atrevimiento de amenazar a los trabajadores que no quieren hacer horas extras los fines de semana diciendo que “no quieren llegar a la situación de otras empresas que piden subsidios para pagar salarios”. Estamos hablando de una empresa que en el pico de la pandemia duplicó la producción y triplicó sus ganancias.

Entre la empresa, el gremio y el municipio está todo cocinado

Cuando se dio el primer caso, tal como lo reflejamos en la nota anterior, la empresa hizo todo lo posible para arrancar lo más rápido posible la producción que había parado por 48 horas. Para ello necesito el amparo del Sindicato de Obreros Jaboneros del Oeste (SOJO) que al igual que la CGT vienen en cuarentena desde hace años dejando tirados como siempre a los trabajadores. También necesitó la mano del municipio de La Matanza, que con Espinoza y su “comité de crisis” vienen pateando la pelota afuera de la cancha y dejando a todas las empresas que sigan produciendo, aún cuando en ellas hay contagios y no se sabe tampoco si hay asintomáticos, tal como se denunció en la empresa Manaos donde crecen los contagios y la fábrica no para.

Ante esta situación, no resulta extraño que la Comisión Interna se ponga nuevamente del lado de Alicorp y no diga ni haga absolutamente nada para defender a los compañeros. Nada hicieron tampoco cuando despidieron a más de una decena de contratados hace un mes e incluso en el día de hoy nos enteramos que más trabajadores quedaron en la calle. Contratados o efectivos, nosotros que somos tan esenciales en el medio de la pandemia, no valemos nada para esta multinacional que no les importa nuestra vida. Esta vez ya tenían todo cocinado a espaldas de los trabajadores. Los delegados deben dar explicaciones en asamblea.

¿Por qué necesitamos Comisiones de Seguridad e Higiene independientes de la empresa?

Antes que nada, queremos denunciar que la empresa no cumple con los protocolos sanitarios. Según ellos, cuando hay algún caso de una persona con COVID-19 hay que aislar no solamente a ese compañero sino también a todos los que tuvieron contacto estrecho, es decir a gente que haya estado a menos de 2 metros de distancia por más de 15 minutos.

¡Esto es ridículo en una fábrica en donde todos tenemos contacto estrecho! Somos más de 200 personas en Alicorp que compartimos la misma estructura, máquinas, sanitarios, vestuarios, comedor. Teniendo en cuenta que el virus tiene un tiempo de vida de dos semanas, exigimos licencia paga al 100% para toda la fábrica durante ese período. El Estado debería hacer cumplir esto. Pero solo cumple con la empresa y sus ganas de producir con nuestras vidas en peligro. ¿Qué están esperando? ¿Cuántos más tienen que enfermar para decidir que la salud es más importante que los millones que recaudan? ¡Nosotros no queremos contar más compañeros enfermos ni mucho menos muertos!

Creemos que hay que reclamar que la patronal garantice tests a todos los trabajadores de sus tres fábricas mientras se para la producción, que sean semanales para controlar si hay nuevos contagios. Sabemos que la empresa tiene los recursos económicos y la obligación de hacerlo. Esta es la única forma de garantizar el seguimiento estricto la salud de todos los trabajadores y sus familias. No podemos confiar en el departamento de seguridad de la empresa que solo defiende los intereses de la patronal ni en los "comités de crisis" que proponen desde los municipios, en las cuales se reúnen uno de sus representantes, otro por la empresa y otro por el sindicato y/o delgados que deciden todo a nuestras espaldas. Los trabajadores no podemos compartir una misma institución con las patronales, el gobierno y los sindicatos que no nos representan porque son los mismos que nos están dejando contagiarnos en la pandemia.

Necesitamos hacer Comisiones de Seguridad e Higiene obreras, independientes de la patronal y el gobierno que sea compuesta por compañeros elegidos democráticamente en cada sector, con aquellos que más experiencia y ganas tengan, y puedan determinar que lugar, línea, máquina o sector debe dejar de funcionar sino están las condiciones sanitarias garantizadas. Una comisión de compañeros que se interese por seguir la salud de cada contagiado, su evolución y la de sus familias para controlar que la empresa cumpla el tratamiento. En caso de que esto no pase, denunciarlo. La vida de los trabajadores importan.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Ley antidespidos   /    SOJO   /    Alicorp   /    La Matanza   /    Despidos   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO