Política

ENTREVISTA

Comisión por la Memoria: “Todo indica que Facundo fue víctima de desaparición forzada”

El organismo se constituyó como querellante ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca junto a la familia del joven de 22 años. Su secretario general, Cipriano García, da detalles de un caso que involucra a la Policía de Kicillof y Berni.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 9 de julio | 12:09

Foto de archivo | La Jornada

Hace 70 días la madre de Facundo Astudillo Castro habló con él por última vez. Tal como lo relató al programa Se tenía que decir de La Izquierda Diario, aquella comunicación y el posterior silencio activaron una búsqueda desesperada por parte de la familia y sus abogados. Búsqueda a la que se sumó la lucha contra un sistema de encubrimiento e impunidad demasiado conocido en la provincia de Buenos Aires.

Tanto el Poder Ejecutivo (que tiene a su mando a la Bonaerense) como el Poder Judicial (que se beneficia de sus servicios) en estos dos meses y medio le dieron la espalda a los seres queridos del joven que fue visto por última vez, según los testimonios más firmes, mientras era subido a un patrullero del destacamento policial de Mayor Buratovich, localidad bien al sur de la provincia.

Leé también Berni a la madre de Facundo Castro: “No hay ningún reproche a la actuación policial”

Los abogados de la familia son Leandro Aparicio y Luciano Peretto. El primero carga con la experiencia de querellar en un caso emblemático como el del trabajador golondrina salteño Daniel Solano, desaparecido en 2011 a manos de la Policía de Río Negro. Ellos presentaron una denuncia penal en el fuero federal de Bahía Blanca por “desaparición forzada de persona”, buscando destrabar el operativo de encubrimiento montado por jueces, fiscales y la misma Bonaerense (¿con aval del ministro Berni?).

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se sumó a esa presentación ante el Poder Judicial federal. En diálogo con La Izquierda Diario, el secretario general del organismo provincial, Roberto Cipriano García, da detalles del caso y de los pasos a seguir por verdad y justicia para Facundo.

¿Qué se sabe hasta ahora de lo que pasó con Facundo?

  •  Con certeza no se sabe nada. A poco de desaparecer se inició una causa en la Justicia provincial que investiga el paradero de Facundo, o sea que se está haciendo una búsqueda por toda las zona. Pero de acuerdo a lo que va surgiendo en la causa, los últimos que lo vieron con vida fueron agentes de la Policía de la zona. Y hay varios elementos en la causa, como contracciones en los testimonios policiales, testimonios muy endebles que hacen pensar que se trata de una desaparición forzada.

    Además hay tres testimonio de vecinos que quisieron ir a declarar y la Policía no les tomó declaración y les dijo ‘ya los vamos a llamar’. Esos testigos se terminaron presentando por su cuenta. Son tres testimonios contundentes, que aseguran haber visto a Facundo ser subido a un patrullero de la Bonaerense, lo que en la causa no está informado por la propia Policía.

    ¿Cómo tomó conocimiento la CPM de la desaparición de Facundo?

  •  Fue por organismos de derechos humanos de Bahía blanca y de docentes que participaron del programa Jóvenes y Memoria (que impulsa la CPM, NdR). Facundo había participado en dos ediciones del programa y estuvo compartiendo sus encuentros en Chapadmalal.

    ¿Por qué decidieron constituirse como querellantes en el caso?

  •  Estando en presencia de un caso que, posiblemente, se trate de una desaparición forzada cometida por la fuerza de seguridad provincial, lo que constituye una grave violación a los derechos humanos, y siendo la Comisión por la Memoria el mecanismo local de prevención y denuncia de la tortura (por lo tanto ejerce el control del despliegue de las fuerzas de seguridad en el territorio y de la situación en los lugares de encierro), decidimos constituirnos como como querellantes institucionales. A su vez la madre de Facundo es querellante particular, junto a sus abogados, con quienes obviamente estamos trabajando en conjunto.

    Leé también Del Caño: "Queremos que Berni dé explicaciones por la desaparición de Facundo Astudillo Castro"

    ¿Qué respuestas tuvieron hasta el momento de parte del Estado?

  •  De parte del Poder Ejecutivo no hubo ninguna respuesta todavía. El martes junto a varios integrantes de la Comisión como Norita Cortiñas y Víctor De Gennaro nos reunimos vía Zoom con Cristina Castro, la madre de Facundo, para transmitirle nuestra solidaridad y abrazarla con el corazón (como dijo Norita). Ahí Cristina nos comentó que el ministro de Seguridad (Sergio Berni, NdR) se había comunicado con ella y le aseguró que a su hijo iban a ‘encontrarlo vivo’ y que ‘la Policía está interviniendo bien’. Bueno, este miércoles el ministro hizo otras declaraciones a algunos medios, no tan tajantes sino más bien dando a entender que están investigando y viendo ‘qué medidas adoptar’. Desde el punto de vista institucional, esa fue la única respuesta que se escuchó hasta el momento.

    ¿Y de parte del Poder Judicial

  •  La respuesta viene siendo muy deficiente. Por un lado porque pusieron a investigar la Policía Bonaerense pese a que había algunos indicios de que algo no estaba bien. Entre otras cosas hay testimonios para consolidar la versión policial que se presentaron varios días después del hecho.

    Esos “testigos” ubican al joven lejos de la localidad de Mayor Buratovich

  •  Claro. Pero el último lugar donde se tiene registro que estuvo Facundo es precisamente Buratovich. Y apenas unos kilómetros después de donde (teóricamente, según la Policía) le labraron la infracción por violar la cuarentena, es donde tres testigos que pasaban en un vehículo ven que lo suben a un patrullero. Bueno, varios días después apareció una mujer policía que dijo que se cruzó a Facundo haciendo dedo en la ruta en Buratovich y lo llevó hasta Origone, que es otro pueblo más alejado. Y otro agente dice que lo vio en Origone cuando se subía a una camioneta rumbo a Bahía Blanca. Ese mismo policía se contradijo días después al decir que en verdad vio que el joven iba caminando.

    Pese a esos elementos, el Poder Judicial siguió dejando en manos de la Bonaerense la “investigación”

  •  Había muchos elementos para pensar que la Policía no estaba diciendo la verdad y, así y todo, se le siguió delegando la investigación. Nosotros hace unos diez días pedimos la separación de la Bonaerense de la causa y no tuvimos respuestas. Incluso este martes la propia Policía hizo un rastrillaje en Bahía Blanca. Recién ayer la Fiscalía General nos informó que habían separado de la investigación a la fuerza. Una respuesta muy deficiente, muy poco adecuada de parte de la Fiscalía provincial.

    Leé también Caso Facundo Castro: apartan a la Bonaerense tras darle todo el tiempo para destruir pruebas

    ¿Qué saben de ese “rastrillaje”?

  •  No hubo novedades, fue negativo. Era un rastrillaje que se fundaba en un testimonio muy endeble de hacía varios días atrás. Fue una medida que llegó con mucho retraso, sin ninguna sinrazón. Creemos que tuvo más que ver con la intencionalidad de desviar efectivamente la investigación que con encontrar a Facundo. Esperemos que sea la última medida que haya llevado adelante la Policía Bonaerense.

    Mientras tanto, junto a la familia, ustedes presentaron una denunciaen el fuero federal

  •  Sí. Hace una semana se inició la causa en la Justicia federal para que se investigue una posible desaparición forzada. A partir de eso se empezaron a adoptar algunas medidas. Creemos que a partir de eso la Justicia provincial debería excusarse de seguir interviniendo y remitir las actuaciones a la Justicia federal.

    ¿Cuáles son las pasos a seguir desde la CPM?

  •  Seguir insistiendo para que todas las medidas de prueba que se solicitaron a la Justicia federal se pongan en marcha. Hicimos un pedido bastante extenso de pruebas y estamos esperando que se comiencen a poner en práctica.

    Ayer la jueza federal María Gabriela Marrón ordenó el allanamiento de la comisaría de Mayor Buratovich y el secuestro de material de prueba

  •  Sí, se nos informó que se allanó ese destacamento, que se registraron libros de guardia, patrulleros demás elementos. Esperamos que rápidamente continúen con pruebas muy trascendentes, que ya están requeridas. Y que se efectivice también el apartamiento de la Bonaerense de las actuaciones. Recordemos que la resolución 1.390 de la Procuración General de la Provincia establece que, cuando hay una fuerza sospechada, la Fiscalía no debe delegar la investigación en esa fuerza. Cosa que acá no pasó en este caso y, por supuesto, tiñó los dos primeros meses de la investigación, dándole a la Bonaerense la posibilidad revertir, tergiversar y falsear lo que creemos que ocurrió.

    ¿También la CPM hará alguna presentación internacional por el caso?

  •  Ya hemos presentado al Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas el pedido de una “acción urgente” para que se garantice la seguridad los tres testigos clave que hay hasta ahora en la causa y se tomen las medidas necesarias para llevar adelante una investigación adecuada, eficaz y que se enmarque en todos los protocolos internacionales establecidos para la investigación de estos, que son muy claros y muy precisos y que hasta ahora no se venían cumpliendo.







  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO