Géneros y Sexualidades

TUCUMAN

Crónica de un femicidio anunciado a la Justicia tucumana

Tras reiteradas amenazas y denuncias previas realizadas por la joven, su ex la mató a puñaladas. Otro femicidio y el accionar de la policía.

Karen Tejerina

Estudiante de Medicina (UNT)

Martes 7 de abril | 20:51

El viernes 3 de abril, nos golpeaba una vez más la terrible noticia de otro femicidio en Tucumán. Tras amenazas reiteradas, el ex marido de María Alejandra Sarmiento ( 22 años), la asesinó a puñaladas en la mañana de ese día. "Yo te voy a matar porque te amo. Te voy a matar y me mato con vos.", fue la amenaza que la joven recibió en días previos mediante un llamado telefónico que ella misma grabó y con el cual el domingo 29 de marzo realizó una denuncia en la comisaria El Colmenar.

Te puede interesar:Tucumán: otro femicidio en tiempos de cuarentena obligatoria

Según sus familiares, como no recibió respuestas de la Policía, María Alejandra se dirigió a la seccional de Villa Mariano Moreno el lunes 30, y el martes 31 también. Pero no la ayudaron. Finalmente, el viernes 3 de abril se convirtió en la quinta víctima de un femicidio en Tucumán en lo que va del año.

Alejandra había escapado anteriormente del femicida. Desde la provincia de Mendoza se trasladó con sus niños a Tucumán. Tenía dos hijos, una nena de 5 y otro de 3. Estaba viviendo en la casa de una amiga, en Villa Mariano Moreno. A ella le había pedido ayuda para volverse de Mendoza y abandonar al agresor al que había conocido cuando tenía 17 y él 50.

Frente a los hechos, fuentes policiales señalaron que actuaron correctamente ante la denuncia de amenazas que realizó la víctima. También adelantaron que iniciarán una investigación interna para determinar si se cometieron irregularidades. Lo cual está a las claras.

Historias que se repiten

María Alejandra esstaba viviendo con sus hijos en la casa de una amiga, en Villa Mariano Moreno. Había acudido a ella para volverse de Mendoza .Ya no podía más.
Ella sabía que Luis Edmundo Martínez (55) la iba a ir a buscar y tenía miedo. Tres veces apareció en la casa donde ella se escondía. Hasta que llegó la amenaza por teléfono: "Yo te voy a matar porque yo te amo. Te voy a matar y me mato con vos".

Según sus allegados, los policías ni siquiera escucharon el audio que ella presentó como prueba para realizar la denuncia. El viernes pasado por la mañana Martínez volvió a aparecer en la casa donde ella estaba, la atacó a puñaladas, una y otra vez. Su amiga intentó defenderla pegandole ladrillazos a Martínez, pero no pudo evitar que la matara. Fue detenido y acusado del femicidio de María Alejandra. Y aunque se negó a declarar ante la fiscal Adriana Giannoni, que investiga el crimen, durante la videollamada con los funcionarios judiciales, el acusado sólo dijo tres palabras: “Me quiero matar”. Entonces, la Justicia ordenó que el acusado tenga una custodia especial.

Los tiempos de la justicia

Como no halló respuestas ante la denuncia realizada en El Colmenar, la victima efectuó una presentación del mismo tenor pero en la seccional de Villa Mariano Moreno. Según familiares de la misma, en dicha comisaria no quisieron tomar nuevamente la denuncia porque ya había sido realizada en otro lugar.

Había que esperar hasta el miércoles para que las actuaciones policiales fueron presentadas en la Unidad de Decisión Temprana de Tribunales. Y recién el viernes, la fiscalía de Violencia de Género, a cargo de Ignacio López Bustos, recibió el expediente: se pedían medidas de protección para Sarmiento. A esta altura, María Alejandra llevaba ya dos horas muerta.

“En los libros de la Comisaría El Colmenar, donde se registra cada movimiento, trámite o denuncia que se realiza, está registrado que el día lunes 30 de marzo se recibió la denuncia y se prosiguió con todo el procedimiento para darle curso a la misma”, detalló el jefe de la Unidad Regional Norte, Carlos Carrillo.

La insuficiencia de las medidas tomadas

En las ultimas semanas se activaron campañas por parte del Ministerio de Género, Mujer y Diversidad de la Nación alentando a denunciar, buscar contención y orientación mediante el número gratuito 144. El funcionamiento de esta linea es realmente necesario e importante, pero no es suficiente.

También desde este Ministerio se impulsó una nueva modalidad para que las mujeres alerten de su situación. A través de las farmacias, bajo el código de "barbijo rojo". La medida comenzó a funcionar este 1° de abril. Pero la contradicción que aquí se ve, es que no todas las provincias adhieren, hay provincias y farmacias que no tienen la información, y el personal de las mismas no está capacitado para asesorar en el tema.

Te puede interesar:“Barbijo rojo”: dificultades para implementar la campaña oficial contra la violencia machista

La ausencia de refugios para las mujeres víctimas de Violencia machista, constituye uno de los principales problemas. Vemos como las mujeres ante la desesperación se refugian en casas de amigas de las que los agresores ya conocen sus direcciones y en esta situación se encuentran totalmente desprotegidas.

Se necesita con urgencia un Plan Nacional de Emergencia, empezando porque el Estado tome medidas en las cuales garantice viviendas para que quienes padecen violencia de género puedan abandonar sus casas.

A la vez, son sumanete necesarios los equipos de atención interdisciplinarios para acompañamiento, las licencias laborales sin afectar el salario (dado que muchas mujeres deben tomar licencias por tener niños pequeños), prohibición de despidos y suspensiones, además de creación de puestos de trabajo y subsidios para aquellas que no tienen empleo.

Para resolver esta situación de emergencia que hoy mismo están atravesando muchísimas mujeres, potenciada por el hecho de tener que convivir día tras días con sus agresores, en el marco de la cuarentena obligatoria, es necesario que se tomen medidas básicas y elementales como las arriba mencionadas.

Nicolás del Caño y Myriam Bregman presentaron un proyecto en 2015 en el Congreso. Consideramos que urge que sea tratado, ante la crítica situación de las mujeres, no podemos seguir esperando, es necesaria su implementación urgente para fortalecer la lucha contra la violencia machista y patriarcal.

El aumento de femicidios es estremecedor, en este contexto seguiremos gritando con fuerza ¡Ni Una Menos! y exigiendo medidas que estén a la altura de lo que valen nuestras vidas, que no podemos dejarlas en manos de los tiempos de la justicia.

Te puede interesar:La izquierda propone un plan de emergencia contra la violencia machista







Temas relacionados

Emergencia por Violencia de Género   /    Alerta de Violencia de Género   /    Policía   /    Femicidio   /    Tucumán   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO