Política

EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Estamos organizando un gran movimiento por la comida de nuestros pibes

El jueves pasado encabecé un amparo colectivo exigiendo al Gobierno porteño comida saludable y de calidad en los comedores escolares. Muchas familias nos hicieron llegar sus denuncias, acá reproducimos algunas. Suma la tuya en [email protected]

Myriam Bregman

Diputada porteña PTS/FIT | CeProDH | @myriambregman

Lunes 23 de marzo | 22:55

Ante la gravedad de que miles de niños y niñas de la escuela pública sigan almorzando simplemente sándwiches en medio de la pandemia, iniciamos un amparo ante el fuero Contencioso Administrativo y Tributario N° 1. El juzgado habilitó el carácter colectivo de la media cautelar, permitiendo la presentación de nuevas denuncias. Estamos sumando muchas y esperamos muchas más para que el amparo tenga más fuerza.

Esta acción judicial la presentamos con mi compañera de bloque del Frente de Izquierda, Alejandrina Barry, junto a Alicia Navarro Palacio, Directora de una escuela en Villa Lugano, Cecilia Galdabini, integrante de una Cooperadora Escolar en el barrio de Agronomía, y Virginia Espeche, docente de una escuela en Retiro.

Nuestro amparo es “colectivo”, y las familias y docentes que quieran presentarse no tienen que ir en persona al juzgado: pueden enviarnos la denuncia directamente por mail a mi cuenta [email protected]

Con todas las denuncias que recibamos, nosotras las presentaremos en el expediente judicial, para hacer más fuerte el amparo y que nos escuchen.

Te puede interesar: Sumá tu reclamo al amparo colectivo por comedores escolares porteños

Ya recibimos muchos y brutales relatos en el amparo colectivo: presencia de roedores, intoxicaciones, colegios sin comida, alimentos en mal estado. Abundan denuncias sobre sándwiches, o como dicen con razón varias madres, “pan y queso”.

Cecilia Galdabini se presentó además en representación de su hija. Ella me contó algo que sabemos todas las que enviamos o hemos enviado a nuestros hijos e hijas a comedores escolares: en su colegio, antes de entregar sándwiches como ahora, el almuerzo consistía en medallones con soja, medallones procesados que simulan ser milanesa, y varios alimentos poco saludables y de mala calidad. “Muchos niños y niñas que dependen de ese almuerzo, que es su alimento principal y quizás no coman otro plato fuerte en todo el día, ni siquiera pueden terminar el plato por la mala calidad de la comida” me decía.

Da mucha bronca. Su caso no es aislado, sabemos que les ocurre a miles de familias en la Ciudad.

Por eso seguiremos luchando junto a las familias y docentes para que en todo comedor escolar se entregue comida saludable y de calidad. Porque es algo que afecta a la salud y bienestar de nuestros pibes y pibas.

Acá te cuento algunas de las denuncias que recibimos y sumamos al amparo colectivo:

“Necesitamos que se entreguen las viandas, el 20 de marzo dejaron a los niños y niñas de salas de 4 y 5 años sin vianda. En el comedor de primaria que está en el edificio de al lado, también se quedaron sin comer.” – Madre del Jardín de Infantes N° 12 D.E. 6.

“Luego del aislamiento obligatorio, la respuesta de las autoridades fue entregar una vianda que consiste en un sándwich con una sola feta de fiambre y una barrita de cereal complementada con una fruta o una leche. Esto no sólo es insuficiente desde el punto de vista nutricional, además obliga a las familias a trasladarse todos los días a la escuela para buscar la vianda, poniendo en riesgo su salud ante la emergencia sanitaria que atraviesa el país. Solicitamos que se entregue una canasta alimenticia completa y nutritiva para todo el período de cuarentena o suspensión de clases.” – Padre de la Escuela N°11 D.E. 16.

“Desde el año pasado solicitamos acciones concretas sobre un tema muy sensible que es la alimentación de nuestros hijos. Gracias a los controles de la comisión comedor se pudo observar que el concesionario preparaba la comida de nuestros hijos en una cocina que tenía excremento de roedor en el sector comedor, sobre la unidad de frío y sobre la heladera. Un día se encontró un roedor vivo en la escuela.” – Grupo de madres de la Escuela Nº 15 D.E. 15 y del Jardín Nº2 D.E. 15.

“Detallamos el Menú que sirvieron esta semana: el martes un sándwich de jamón y queso (el jamón era como media feta fina) y un sándwich solo de queso. Hubo casos en los que recibieron dos sándwiches de queso solo. El miércoles dos sándwiches (fiambre de pollo y queso, el otro de queso) y una barrita de cereal. No se recibió fruta. El jueves dos sándwiches y una manzana. Los dos sándwiches de queso solo. El viernes dos sándwiches y una banana. Los sándwiches fueron uno de fiambre de pollo y queso y otro solo de queso. Queremos aclarar que hace unos dos años (no recuerdo con exactitud) sacaron el pan del menú porque decían que no tenía nutrientes y para no fomentar la obesidad.” – Grupo de madres de la Escuela N° 9 D.E. 16.

Estamos muy preocupadas por las viandas, que son colaciones. Hay familias que dependen de esto para la alimentación de sus niños. Pedimos bolsones de comida no perecedera así es lo menor posible lo que tengan que salir las mamás para darle de comer a sus hijos” – Madre de la Escuela N°11 D.E. 16.

“En nuestra escuela están entregando una vianda que consiste en un sándwich con una sola feta de fiambre y barrita de cereal. La misma vianda desde que se suspendieron las clases el lunes 16. Esto además de no ser una dieta nutritiva y equilibrada, obliga a las familias a trasladarse a la escuela todos los días, algunos desde lejos en transporte público, lo cual pone en riesgo a las familias en plena crisis sanitaria. Solicitamos que se entregue una canasta alimentaria que cubra los requerimientos nutricionales durante todo el periodo sin clases para evitar ese riesgo.” – Madre de la Escuela N°11 D.E. 16.

“El fiambre es de dudosa procedencia, es desagradable y sin gusto. La concesionaria dice que es de pollo, pero no tiene la fibra de este tipo de corte. Y el jueves recibimos dos sándwiches de queso. Literalmente les dieron de comer pan y queso a nuestros hijos. El sistema de viandas es imprudente dado el rol relevante que cumple en la alimentación diaria de muchas/os chicas/os. Entiendo que cuentan con un importante equipo de nutricionistas que deberían haber diagramado un menú detallado para contingencias de este tipo. ¿Quién come 14 días seguidos sándwich? ¿Por qué el alumnado de la escuela pública debe conformarse con pan y queso? Exijo mayor compromiso del gobierno y su equipo de nutrición para que los concesionarios no saquen aún mayor provecho del que ya sacan ante las medidas que tomó el gobierno que claramente los beneficia y perjudica a quienes realmente necesitan. Quisiera saber ¿el gobierno le da a la gente en cuarentena por el Buquebus el mismo sándwich que a nuestros hijos e hijas?” – Madre de la Escuela N° 9 D.E. 16.

“Mi hija es alumna y tuvo vómitos. Más de 60 niñxs tuvieron diferentes síntomas, a saber: vómitos, fiebre alta y diarrea. Estamos dando la batalla con otras cooperadoras escolares también afectadas (por ahora tenemos datos reales de 4 escuelas). Oh casualidad todas bajo la misma concesionaria: LAMERICH S.A.” – Padre de la Escuela N° 5 D.E. 02.

“Nos trasladamos todos los días a la escuela, recibimos dos sándwiches, una fruta, una barrita de cereal, y alguna vez leche. Nos ayudaría mucho más recibir la mercadería para cocinarla en casa y también evitar salir a la calle ya que no tengo Off ni alcohol en gel.” – Madre de la Escuela N°11 D.E. 16.

“Los sándwiches que desde el lunes el Gobierno entrega a los niños para que suplan los platos que se dan en el plan comedores saludables son indignantes. Me resulta tan triste la miseria humana del concesionario Tavolaro, lucrando con este tiempo incierto, al enviar raciones tan paupérrimas y en menor cantidad de las que se le pagan. También la miseria y falta al cumplimiento del gobierno de la ciudad. Se entiende que el Ministerio de Educación se ha visto muy afectado para tomar decisiones rápidas. Pero dada la estructura de ese ministerio, hubiera sido posible que se reúnan de urgencia las nutricionistas para pensar viandas nutritivas, dando a los comedores autoadministrados la posibilidad de autogestionar las viandas con opciones posibles. O incluso convocando a estos colegios para pensar dentro de un rango de posibilidades. Pero se dedican a sacar un negocio para los concesionarios y desatienden por completo el bienestar de los chicos. Tanto físico como psíquico, porque encima encerrados y comiendo cada mediodía eso mismo. Casi más como un castigo, que como un momento de sentir que la escuela los acompaña a la distancia y los apoya con un alimento que durante el día recuerden como delicioso.” – Madre de la Escuela N° 2 D.E 14.

Me preocupa la poca alimentación saludable, más que debemos exponernos a ir a retirar la vianda dadas las situaciones actuales del virus. Deberían organizar una bolsa de comida para cada niño como ya se está haciendo en otros lugares.” – Madre de la Escuela N° 11 D.E. 16.

“La vianda son 2 sándwiches, una barrita de cereal y una fruta. Es una vergüenza tener que salir todos los días a buscar por necesidad una vianda que en lo nutricional no les aporta a los chicos. Tener que salir todos los días a hacer fila en la escuela para recibir la vianda. ¿Qué cuarentena podemos cumplir frente a esta necesidad?” – Madre del Jardín N° 2 D.E 5.

Se de esta lucha. Lo vivo día a día. Soy parte de la Cooperadora y además estoy en la comisión de comedor. Vivo en carne propia las carencias alimentarias. Las viandas son un sandwichito de queso o jamón y el pan es durísimo.” – Madre de la Escuela N°11 D.E. 16.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Alimentación    /    Comedores escolares   /    Dengue   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO