Cultura

OPINIÓN

¿Filosofía empresarial?: polémica filosófica con Darío Sztanjnszrajber

En el marco del 54° Coloquio de Idea, que se desarrollo en el día de ayer, el conocido difusor de Filosofía remarco como revolución del manejo empresarial la incorporación del pensamiento filosófico al mismo.

Sábado 20 de octubre de 2018 | 15:28

¿Pueden mejorar las relaciones de explotación laboral a partir de la incorporación del “lenguaje filosófico” por parte del empresariado? Según Darío Sztanjnszrajber es posible.

En el contexto del Coloquio Idea, un foro empresarial dirigido por el presidente de HSBC Bank Argentina, Gabriel Martino y presidido por el gerente general de Ledesma, Javier Goñi. El filosofo mediático propuso como “un acto de vanguardismo” en el management (manejo empresarial) que los “empresarios” piensen a sus obreros como algo más que simples sujetos a los cuales hay que hacerlos producir para generar ganancias. En ese sentido propuso como acto de vanguardia abrir una reflexión sobre el lenguaje común (el que hablan los empresarios).

Para semejante objetivo la consigna propuesta es que dejen de pensar en los obreros como un “otro” ajeno a mí, que es “tolerado” por mí, sobre el cual yo ejerzo “mi” poder. Para pasar a una “reconciliación” entre el empresario y el asalariado en donde el empresario conoce y contempla las particularidades del trabajador, o sea: no tolerarlo sino hospedarlo.

¿Empresarios o Patrones?

Una fabrica sin patrones puede funcionar, pero sin obreros no. Esa es una de las primeras conclusiones a las que llega el marxismo cuando se pregunta sobre la relación entre obreros y patrones. El capitalismo es una relación social en donde hay dos valores que son sacrosantos e inmutables: el derecho a la propiedad privada y el derecho a la explotación. En el capitalismo explotar seres humanos es legal. Hacer que una persona trabaje 12hs y se rompa todo es legal. Las relaciones de poder patrón-obrero no se pueden cambiar tan solo por un “cambio de paradigma” surgido de un giro lingüístico.

La filosofía de “Don Carlos”

Las ideas que propone el Filosofo Sztanjnszrajbern no son nuevas, sino que es la vieja y conocida doctrina de la “conciliación de clases” de la política peronistas, pero reciclada. La podemos ver sencillamente expuesta por su creador (el general Perón) en 1944 en el discurso de apertura de la cámara de comercio.

“Por eso creo que si yo fuera dueño de una fábrica, no me costaría ganarme el afecto de mis obreros con una obra social realizada con inteligencia. Muchas veces ello se logra con el médico que va a la casa de un obrero que tiene un hijo enfermo, con un pequeño regalo en un día particular; el patrón que pasa y palmea amablemente a sus hombres y les habla de cuando en cuando, así como nosotros lo hacemos con nuestros soldados. Para que los obreros sean más eficaces han de ser manejados con el corazón. El hombre es más sensible al comando cuando el comando va hacia el corazón, que cuando va hacia la cabeza.

También los obreros pueden ser dirigidos así. Sólo es necesario que los hombres que tienen obreros a sus órdenes, lleguen hasta ellos por esas vías, para dominarlos, para hacerlos verdaderos colaboradores y cooperadores, como se hace en muchas partes de Europa que he visitado, en que el patrón de la fábrica, o el Estado, cuando éste es el dueño, a fin de año, en lugar de dar un aguinaldo, les da una acción de la fábrica. De esa manera, un hombre que lleva treinta años de servicios tiene treinta acciones de la fábrica, se siente patrón, se sacrifica, ya no le interesan las horas de trabajo (…).”
Los patrones toleran a los empleados debido a que mientras más lo sometan a peores condiciones más ganancias van a tener ellos. La reforma del las leyes laborales que está pidiendo el FMI con el objetivo de hacer más “competitiva” a la Argentina es aplaudida por las cámaras empresariales que ven en las Indemnizaciones, el pago de horas extras, las vacaciones y otros derechos un gasto “extra” que hacen más caros los productos y por lo tanto menos competitivos.

No existe un “otro” dentro de la explotación capitalista solo hay un “eso” un eso que cuando se enferma, se embaraza o se lastima debe ser remplazado por un nuevo “eso” que produzca más y consuma o reclame “menos” para que el patrón ganes “más”.

Como dijo el filósofo griego Aristóteles “La única verdad es la realidad” y en ese sentido no podemos creer que un cambio en la mirada de la clase social que vive de la sangre, sudor y lagrimas de los trabajadores sea posible tan solo por un cambio de perspectiva empresarial. Si la filosofía se mete en las empresas no va a ser para benefició de los asalariados sino para su perjuicio ya que todas la innovaciones tecnológicas, psicológicas y discursivas que se incorporen a la empresa capitalista lo único que van a tener por objetivo final es aumentar la explotación del los obreros y aumentar la ganancia del patrón, que por cierto nunca va a ser socializada.







Temas relacionados

Darío Sztanjnszrajber   /    Filosofía   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO