Economía

DEUDA PÚBLICA

Kicillof: la cancelación anticipada de deuda es para “dar completa certidumbre a los inversores”

El ministro de Economía dijo que en diciembre cancelarán de manera anticipada el Boden 2015, que tiene vencimiento en octubre del año próximo. Detrás de anuncio oficial sobrevuela la vuelta a los “mercados” y la posibilidad de una negociación con los buitres.

Pablo Anino

@PabloAnino

Viernes 5 de diciembre de 2014 | Edición del día

Durante la mañana del jueves el ministro de Economía, Axel Kicillof, dio a conocer desde el Palacio de Hacienda que el Boden 2015 que vence en octubre del año próximo será cancelado de manera anticipada y voluntaria durante este diciembre.

Kicillof realizó el anuncio rodeado por el viceministro, Emanuel Álvarez Agís y el secretario de Finanzas, Pablo López.

El pago del Boden 2015 comprende el vencimiento de deuda más importante hasta 2032. Los pagos anticipados sumarán u$s6.700 millones entre capital e intereses.

Kicillof hizo referencia al ataque especulativo que enfrenta el gobierno por parte de los fondos buitres en los tribunales neoyorquinos: “están tratando de poner en duda que Argentina pueda pagar sus vencimientos, particularmente los del año que viene”, sentenció el ministro.

Según Kicillof, por la acción de los fondos buitre los rendimientos de los bonos de la deuda son inexplicables y el objetivo de la medida es “cortar toda especulación”.

Para lo cual “vamos a llevar adelante un pago anticipado y voluntario del Boden 15”, dijo el ministro.

El gobierno pagará u$s97 dólares por cada bono de u$s100, siguiendo la cotización actual en el mercado.

De este modo, según el funcionario, el Estado estaría logrando un ahorro total de u$s10 por bono en relación a lo que tendría que pagar en 2015. Y destacó que el gobierno sale bien parado tanto si los inversores vienen a cobrar como sí no.

Como alternativa a la cancelación anticipada del bono, el gobierno también dará la opción del canje por papeles emitidos para el pago compensatorio a Repsol: el Bonar 2024.

La otra opción para los inversores será una nueva emisión de Bonar 2024 hasta u$s3 mil millones. En el caso de canje de papeles, los Boden 2015 se tomarán a u$s99,7 por cada u$s100.

La recepción de las opciones de los bonistas se hará hasta el 12 de diciembre a las 17 horas. La liquidación de los pagos se efectuará el día 22.

La operación será instrumentada por el Estado Nacional sin intervención de ningún banco. En todos los casos se trata de bonos nominados en dólares estadounidenses.

Buena recepción en el establishment

Los ex secretarios de Finanzas, Guillermo Nielsen, Miguel Kiguel y Daniel Marx, consideraron positivo el pago anticipado y la propuesta de canje.

Expusieron sus opiniones en el marco del último almuerzo de este año organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP).

Según Nielsen, ex funcionario de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, que renegoció la deuda defaulteada, "hay un veranito porque el tipo de cambio está domesticado. Pero si bien todos los vientos hacen prever que el canje será relativamente exitoso puede pasar que se pierdan 3 mil millones de dólares de reservas".

Kiguel (ex funcionario menemista) señaló que el anuncio “le saca presión a la necesidad de buscar un acuerdo rápido con holdouts y urgencia a la negociación".

En tanto, Marx (secretario de Finanzas en el gobierno de la Alianza) señaló que "matan un rumor que ayer (por el miércoles) empezó a circular, que era la pesificación del BODEN 2015 por la vigencia del nuevo código civil y comercial". "El BODEN 24 rinde al 9 por ciento, un bono equivalente para Brasil rinde el 4 y es una distancia que hay que tratar de acortar", señaló.

Desde el discurso el día miércoles de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Conferencia de la UIA, el gobierno parece haber aplacado el fuego cruzado con distintos sectores empresariales y sus voceros.

El relato del desendeudamiento

El ministro Kicillof volvió a hablar del desendeudamiento en tanto que el ratio Deuda/PBI se redujo del 166% en 2002 al 40% en la actualidad.

La realidad es que con la colocación del nuevo Bonar 2024 por u$s3 mil millones, las colocaciones previas por u$s1.500 millones en títulos “dollar linked” (atados al tipo de cambio, como los Bonad 16 y Bonad 18) realizadas entre fines de octubre y noviembre, el compromiso asumido con el Club de París a principios de año y los acuerdos con el CIADI (un tribunal imperialista al servicio de las multinacionales), el gobierno está buscando la vía de regreso a los “mercados” y de hecho volviendo a tomar deuda.

A su vez, la deuda se incrementó sustancialmente en los últimos años, pasando de ser de u$s126 mil millones luego del canje de 2005 hasta más u$s215 mil millones en la actualidad.

El mayor manejo de la deuda que el gobierno aduce por la baja del ratio Deuda/PBI lo logró colocando títulos en la ANSES y otros organismos públicos restando recursos, por ejemplo, para el pago del 82% móvil para los jubilados.

Aún con toda la mejora de los ratios y los mayores márgenes de maniobra, el gobierno cayó en la encerrona del juez Thomas Griesa por la cesión de jurisdicción que hizo en los canjes de 2005 y 2010.

La crisis de deuda sigue apareciendo como un problema recurrente de la economía argentina.

Siguen las turbulencias

En el marco de la recesión que no se detiene, el oficialismo apuró en este fin de año varios anuncios económicos para tratar de arbitrar la transición hacia el recambio presidencial.

El día miércoles otorgó la eximición del pago de ganancias para los salarios de hasta $35.000 por única vez con el medio aguinaldo. Es apenas un alivio para los salarios que ya perdieron frente a la inflación.

Aunque el oficialismo intente dar tranquilidad con el anuncio de la cancelación anticipada de deuda, lo cierto es que la Ley de Pago Soberano votada en el Congreso meses atrás resultó en un total fracaso. Habrá que ver si con esta nueva medida logra atraer efectivamente a los inversores.

El trasfondo del anuncio es el litigio en Nueva York, que a partir del fallo Griesa obligó al default parcial de la deuda argentina. En enero vence la cláusula Rufo que impide mejorar la oferta a los holdouts y la expectativa es que el gobierno intente un arreglo.

Se podría alcanzar una solución intermedia entre lo que reclaman los buitres y lo que ofreció hasta el momento el oficialismo. El anuncio de este jueves puede entenderse enmarcado en una estrategia de mejorar el “clima de los mercados” para lograr un acercamiento con los fondos buitre con menos presión especulativa.

Mientras los trabajadores siguen perdiendo frente a la inflación y el gobierno muestra una cerrazón total a otorgar un bono de emergencia para fin de año, ofrece anticipadamente un pago a los especuladores por un total que duplica el presupuesto de la Asignación Universal por Hijo para 2015. El trato al capital es muy diferente que a los trabajadores.

El año próximo se pagará de intereses de deuda un 8% del total del gasto de la administración pública nacional, mucho más que lo que se destina a salud y educación. La deuda es una carga insoportable para el pueblo trabajador.http://ideasdeizquierda.org/pagaras...

Los “pagadores seriales” dilapidaron u$s200 mil millones en los pagos de la deuda en la última década y siguen dando todos los beneficios a los especuladores. Hay que terminar con esa sangría luchando por el no pago.







Temas relacionados

Boden   /    Bonar 24   /    Axel Kicillof    /    Buitres   /    Deuda pública   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO