INJERENCIA IMPERIALISTA

Lo votó Diputados: un portaaviones yanqui con 5000 marines recorrerá la costa argentina

Salvo el Frente de Izquierda, el conjunto de los bloques votó a favor de esta escandalosa medida que había sido impulsada por el Ministro de Defensa de Macri, Oscar "Milico" Aguad. No hubo "grieta" entre el PJ y Juntos por el Cambio.

Jueves 30 de enero | 22:47

Los últimos días estuvieron marcados por la determinación de avanzar en el sometimiento de nuestro país a los mandatos imperiales.

La semana pasada estuvo la visita de Alberto Fernández al Estado terrorista de Israel. Allí el mandatario argentino no realizó ni un esbozo de condena a la política de sometimiento del pueblo palestino. Por el contrario fue elogiado por el primer ministro de este país, Benjamín Netanyahu, por mantener la calificación de la organización Hezbollá como "terrorista".

Esta semana tuvo lugar la votación del proyecto por la “Sostenibilidad" de la deuda pública externa. En el recinto de Diputados, peronistas, macristas y radicales votaron en total unidad a favor de garantizar los intereses de los grandes especuladores. Aunque esto sea sobre las espaldas del pueblo trabajador.

Mandan las Armas

Con el silencio cómplice de los grandes medios, este mismo miércoles la Cámara de Diputados votó otra resolución escandalosa: la realización de ejercicios conjuntos con las Fuerzas Armadas de distintos potencias, empezando por los Estados Unidos. A eso hay que sumar otros que se harán con Francia, Alemania, China, Rusia y países limítrofes.

Entre estos últimos hay que contar al Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro o el Chile del repudiado Sebastián Piñera, quien continúa en su afán represivo contra la protesta social.

Quizás el más grotesco de esta larga lista de ejercicios (que se realizarán tanto en territorio nacional como en el extranjero), es aquel denominado “GRINGO GAUCHO”, en el cual la Armada norteamericana participará nada menos que con un portaaviones, que llevará cinco mil efectivos a bordo. Lo acompañará una fragata con 330 militares más. Tan evidente es la sumisión que, por el lado argentino, participarán como máximo 134 efectivos.

Todo esto frente a las costas argentinas. Resultan insólitas las justificaciones que se desarrollan en el proyecto que se envió al Congreso. Allí se lee, por ejemplo, que "el pasaje de un portaaviones de la ARMADA de los ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA frente a nuestras costas es una oportunidad de adiestramiento en una actividad de alta exigencia profesional. Por otra parte, una operación combinada, de alta complejidad, que involucra distintos componentes del poder naval, implica una excelente prueba para ponderar nuestro grado de interoperabilidad y nivel de confianza mutua”.

¿Qué confianza cabe tener en el mismo Ejército imperialista que sistemáticamente cumple el papel de Policía mundial? El mismo que hace pocas semanas puso a Medio Oriente al borde de la guerra nuevamente, al asesinar de manera unilateral al general iraní Qasem Soleimani?

En otro de estos ejercicios a realizarse junto con el ejército norteamericano -y varios otros ejércitos latinoamericanos-, el UNITAS FASE ATLÁNTICO, se utilizarán armas y equipamientos tales como: un Destructor MEKO-360, un Helicóptero PH-3 SEA KING y una Corbeta MEKO-140, además de varios cientos de efectivos.

Sin grieta

A excepción del Frente de Izquierda, este plan de ejercicios conjuntos fue votado por todos los diputados del macrismo, radicales y del Frente de Todos, incluidos aquellos y aquellas que suelen reivindicarse “progresistas”.

Podemos nombrar aquí a Gabriela Cerruti, Itaí Hagman, o Andrés “Cuervo” Larroque, entre muchos otros y otras. También sumaron su voto positivo los representantes del PCR, Juan Carlos Alderete y Verónica Caliva. ¿El antiimperialismo? te la debo.

Raro ejemplo de progresismo, votando la colaboración con las mismas Fuerzas Armadas que gestionaron la tristemente célebre Escuela de las Américas en los tiempos del Plan Cóndor.

Armas, deuda y solidaridad

Cada uno de estos ejercicios tiene un presupuesto aproximado de varios millones de pesos (algunos incluso cuestan decenas). Parece que plata hay cuando se trata de financiar “juegos de guerra” al servicio del imperialismo. O a la hora de pagar la deuda al servicio de los buitres. Sin embargo, a la hora de hablar de paritarias o jubilaciones, el gobierno no tiene reparos en apelar a la solidaridad y la necesidad de “ajustarse todos un poco”.

Te puede interesar:Bregman: “¿Por qué deberían destinarse fondos a las FF. AA., cuando la mitad de los pibes son pobres?”

Injerencia

Los últimos tiempos en la región estuvieron caracterizados por la recuperación de protagonismo de las Fuerzas Armadas: desde el golpe de Estado en Bolivia a la participación en el gabinete de Bolsonaro de numerosos militares, pasando por el avance represivo en aquellos lugares que protagonizaron levantamientos populares como Ecuador o Chile.

También en los últimos años recrudeció la presión del imperialismo norteamericano. Su activo apoyo al intento golpista en Venezuela y al golpe efectivo en Bolivia muestran esa creciente injerencia.

Repudiarla es una necesidad que se impone para el pueblo trabajador latinoamericano. Este miércoles por la noche, los diputados de los bloques mayoritarios votaron en un sentido completamente contrario.

Te puede interesar: La soberbia armada

Ingreso de tropas extranjeras - Proyecto de ley by La Izquierda Diario on Scribd







Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /    Antiimperialismo   /    Donald Trump   /    Cámara de Diputados   /    Imperialismo   /    Fuerzas Armadas   /    Nicolás del Caño

Comentarios

DEJAR COMENTARIO