Política

XENOFOBIA DE ESTADO

Morales quiere cobrar por los migrantes peruanos que expulsó de Jujuy

El Gobernador de Jujuy a través de su cuenta de tuiter ordena al embajador de Perú en Argentina el reintegro de los gastos de los 14 días de cuarentena y el traslado a Buenos Aires de ciudadanos de ese país que se encontraban en la provincia. Presenta un entredicho entre la embajada y sus funcionarios para reforzar su política de Estado xenófoba una vez más.

Sábado 4 de abril | 22:28

A través de su cuenta de tuiter y facebook el gobernador, Gerardo Morales, sostiene que la embajada de Perú en Argentina miente y le exige el reintegro de gastos efectuados durante la cuarentena de 14 días obligatoria y por el traslado de ciudadanos peruanos a Buenos Aires dispuesta por el gobierno de Jujuy.

En una nota dirigida al embajador de Perú en Argentina, John Peter Camino Cannock, las autoridades del gobierno de Jujuy, Pablo Palomares (Secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales) y Diego Valdecantos (Secretario de Turismo) detallan los costos de alojamiento, alimentación y traslado de La Quiaca a Buenos Aires por un total de $86.600.

Por su parte, la embajada de Perú en Argentina había manifestado en el día de ayer a través de un comunicado que “no había solicitado ni autorizado el traslado de ciudadanos de su país desde la provincia de Jujuy a la Ciudad de Buenos Aires”. En un tonto similar a través de un comunicado la embajada de Colombia en Argentina se expresó al respecto.

La respuesta del gobernador Morales a través de un twitter fue con capturas de pantalla del celular del Secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales, donde éste había mantenido una conversación con Elena Reyes, cónsul de Perú para Salta y Jujuy. En esta conversación personal entre ambos se da cuenta que la cónsul estaba al tanto del traslado de los ciudadanos peruanos hacia la Ciudad de Buenos Aires.

Te puede interesar: Coronavirus y xenofobia: llegaron a Buenos Aires los migrantes expulsados de Jujuy

El escándalo nacional que generó el micro enviado por el gobierno de Jujuy con ciudadanos colombianos, peruanos, venezolanos y argentinos hacia la ciudad de Buenos Aires puso al desnudo el carácter expulsatorio de esta medida, a la vez, que la falta de interés de parte de las autoridades provinciales, nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires por el trato a estas personas como también el cuidado sanitario que implica el traslado de personas en el marco de la cuarentena.

En declaraciones a medios nacionales algunas de las personas que viajaron en este micro denunciaron el maltrato permanente de las autoridades del gobierno de Jujuy, algo que no pueden ocultar y, seguramente sea motivo de esta respuesta xenófoba de parte del Gobernador y sus funcionarios.

Te puede interesar: Otra vez el Gobierno de Jujuy maltrata a los trabajadores rurales golondrinas

De parte de Morales, no es la primera vez, que agita la cultura de la xenofobia contra los y los hermanos bolivianos, ahora toca el turno de los peruanos, familias humildes como sostiene la cónsul en su celular, una forma de revalidar el carácter racista del Estado, los regionalismos y nacionalismos que en el mundo son utilizados también para dividir a la clase trabajadora y legitimar el rol autoritario de las fuerzas represivas, más aún, cuando en la pandemia lo vienen haciendo con detenciones permanentes sobre el pueblo trabajador como sucede a diario en Jujuy. Además de pretender validar así su política de querer cobrarle los test de coronavirus a trabajadores que vuelvan a la provincia, como a los peones “golondrina” o todo aquel que intente ingresar durante la pandemia. Una actitud completamente repudiable la del gobernador Morales.







Temas relacionados

Jujuy   /    Gerardo Morales   /    Xenofobia   /    Libertades Democráticas   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO