Géneros y Sexualidades

LA PLATA

Salud integral: IOMA no cumple la Ley de Identidad de Género

El próximo martes 27 de octubre se realizará una jornada de protesta en la sede central de la obra social bonaerense, en defensa del pleno acceso a la salud de las personas trans, travestis y no binaries.

Domingo 25 de octubre | 18:42

Bajo la consigna “La violencia institucional es parte de la pandemia y no hace cuarentena”, el colectivo “Trans Organizades” organiza una radio abierta e intervenciones culturales para visibilizar la problemática que atraviesan les afiliades de la mayor obra social bonaerense en cuanto al acceso real de derechos, a la salud de forma más urgente, pero también al trabajo con la implementación del cupo laboral trans. Será en la sede central en la ciudad de La Plata, el 27 de octubre a las 10 hs.

La Ley de Identidad de Género, sancionada en 2012, ordena que “los efectores del sistema público de salud, ya sean estatales, privados o del subsistema de obras sociales, deberán garantizar en forma permanente los derechos que esta ley reconoce. Todas las prestaciones de salud contempladas en el presente artículo quedan incluidas en el Plan Médico Obligatorio, o el que lo reemplace, conforme lo reglamente la autoridad de aplicación”. De tal manera, la ley pone en cabeza de las obras sociales y de todos los efectores de salud estatales o privados la obligación de dar cumplimiento a la cobertura de estas prácticas, por la totalidad del costo, por formar parte del Plan Médico Obligatorio.

Podés leer: Primera Línea: géneros y disidencias en pandemia

Sin embargo, ante las reiteradas negativas por parte de IOMA a autorizar tanto tratamientos de hormonización como de intervenciones quirúrgicas, un grupo de afiliades pertenecientes al colectivo trans travesti con el apoyo de la Red de Abogadxs y Estudiantes que impulsa el CeProDH inició acciones de amparo ante la Justicia platense para que se garantice la autorización al 100% de las practicas requeridas. Tal es el caso de Laura, afiliade a quien la obra social le viene negando una cirugía de feminización facial por considerarla estética pero que es reparatoria a la violencia de género que ha padecido años atrás. Dicha negativa profundiza el grave estado de salud en que se encuentra.

El colectivo LGTTBI sigue sufriendo la opresión y discriminación sistemática por parte del Estado, ha llevado años de lucha las leyes obtenidas y aún hoy la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida. Por eso, continúa la pelea incansable para mejorar su calidad de vida, terminar con la violencia patriarcal, acceder a trabajo genuino, ver garantizado el acceso a la salud, el derecho a la educación y terminar con toda forma de discriminación.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO