Política

Trabajador de Fate y luchador por los DD.HH repudia el regreso de las Fuerzas Armadas a la ESMA

Compartimos el relato que nos hace llegar Carlos Oroño ante la iniciativa del ministerio de Educación donde personal militar construirá un centro de producción de barbijos.

Sábado 25 de abril de 2020 | 13:50

Soy Carlos “Charly” Oroño, trabajador de Fate y miembro de la lista Granate del Sindicato Único de los Trabajadores del Neumático de la Argentina y militante del PTS.
Mi madre es Justa Isabel Moreyra, secuestrada en su casa de José C. Paz en 1976 durante la última dictadura cívico militar. Pasó o estuvo detenida en la ESMA ya que la gran mayoría de los detenidos de la zona norte pasaban por este centro de detención o campo de concentración.

No puedo evitar pensar que en Fate tenemos al menos 10 compañeros y compañeras (pueden ser más incluso).Cuesta mucho encontrar datos, por eso sostengo la exigencia de la apertura de los archivos.

Te puede interesar: Declaración del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia: ¡Fuera los militares de la ESMA!

Ellos también fueron secuestrados y llevados con vida a dicho centro o campo de concentración. Se calcula que allí han pasado más de 5000 compañeros y compañeras, todos ellos trabajadores en esta nefasta época dominada por las fuerzas armadas. Las mismas que ahora son reincorporadas a este establecimiento por pedio de Agustín Rossi y su par ministro de educación Nicolás Trotta con la excusa de fabricar barbijos para el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

Me adhiero al repudio de la decisión del gobierno nacional en permitir el reingreso de las FFAA al predio de la ESMA.

Por los compañeros detenidos y desaparecidos de Fate Electrónica Héctor Abrales, Alejandro Lagrotta, Héctor Talbot Wright, Silvia R.de Pareja, Daniel Tolchinsky, Carmen Lisazo, Enrique Turano, María Rosa Mora, Carlos Rafaelli y por mi mamá: Justa Isabel Moreyra quien fue secuestrada de la casa con que compartían con otros 3 compañeros si bien ellos no pertenecían a fate también estuvieron detenidos en la Esma.
¡Fuera las FF.AA. del predio de la ESMA! No hay vuelta de página. son 30.000. Fue genocidio. ¡No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos!







Comentarios

DEJAR COMENTARIO