Sociedad

ACTUALIDAD

Tucumán avanza rápidamente a los 3.000 casos de dengue

En una epidemia que ya supera por lejos su récord histórico, la curva de contagios sigue ascendiendo

Alea Romero Campos

Estudiante de Psicología (UNT) | @alearome

Lunes 11 de mayo | 11:24

Según el parte epidemiológico, durante el fin de semana se conocieron 316 nuevos casos. Sumando un total de 2805 casos, en menos de una semana se dieron 814 casos, superando por más de mil el número de contagiados de la epidemia de 2009, que hasta acá había sido la más importante.

Otro dato relevante que ofrece el Siprosa es que en barrios más vulnerables es donde más casos hay, tal es así que Tafí Viejo ya se convirtió en el tercer departamento con más personas infectadas, concentrando la mayor cantidad de casos en Los Pocitos y Las Talitas.

Más allá de las cifras oficiales, vecinos de distintos barrios y organizaciones sociales denuncian que son muchos los casos que no llegan a ser testeados, Además de Tafí viejo, se registraron casos en San Miguel de Tucumán, Lules, Yerba Buena, Trancas, Alberdi, Cruz Alta, Simoca, Chicligasta, Famaillá, Leales, Burruyacu y Monteros.
Esto da la pauta de la escasas medidas que está tomando el Gobierno provincial en relación a una de las epidemias de dengue más importante desde el 2009, como vienen declarando los expertos. Ya que no basta sólo con campañas informativas que ponen el acento en la responsabilidad individual.

Estas “campañas preventivas” son las que le permiten al Gobierno hacer la vista gorda a las condiciones en las que viven miles de vecinos. Hablar del descacharreo en los barrios de la periferia resulta una burla ya que hay basurales en las calles, acumulación de agua debido a la roturas en todas las esquinas, que no sólo aporta a la proliferación del mosquito sino de múltiples enfermedades para los vecinos.

Ésta situación no es de hoy, son años viviendo entre fluidos cloacales sin ninguna respuesta de la SAT. El dengue no puede combatirse haciendo foco solo en la acción individual de los vecinos, como plantean los Gobiernos.

Las cuestiones estructurales que lejos de modificarse se agravan con la falta presupuestaria para obras públicas, la falta de acceso a la vivienda que obliga a miles de personas a vivir en asentamientos en precarias condiciones y un sistema sanitario que se sostiene gracias a sus trabajadores va a darle vía libre a cualquier propagación rápida y efectiva del dengue y otro tipo de enfermedades.

Ante esta situación, es urgente que los diferentes gobiernos lleven adelante una política integral en salud y prevención, que destine recursos a la investigación de posibles vacunas en conjunto con la región. Debe garantizarse la entrega de kits con elementos de higiene, la desinfección, descacharrización y la entrega masiva de repelentes para todas las familias trabajadoras que en el marco de la cuarentena se encuentra desocupada o cobrando la mitad de sus sueldos.







Temas relacionados

Dengue   /    Prevención   /    Epidemia   /    Tucumán   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO