×
×
Red Internacional

En el juicio que se lleva a cabo contra Miguel Etchecolatz y Julio Garachico por los crímenes cometidos en Arana, se proyectó el testimonio del padre de Patricia Dell´Orto, secuestrada y asesinada en 1976.

Jueves 30 de septiembre | 19:41

En la tercera audiencia del juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 1 de la ciudad de La Plata contra los represores Etchecolatz y Garachico, se proyectaron los testimonios de Alfonso Dell´Orto, Cristina Gioglio y una tercera persona, que no fue público.

El primer alegato fue el de Alfonso Dell´Orto, padre de Patricia, secuestrada el 5 de noviembre de 1976 en la localidad de City Bell. Declaración que brindó en el año 2006 cuando se retomaron los juicios por crímenes de lesa humanidad.

Una gran carpeta sobre sus piernas con toda la documentación presentada en los años de búsqueda de Patricia. Una voz templada, que al mencionar el nombre de su hija, se quebró de dolor.

"Su vida fue una vida compromiso, de ideales, sin armas ni violencia. ¿Por qué se la llevaron, cuál fue su delito, la acusación? Nunca la tuve". Así fue el inicio de un alegato con demasiadas preguntas. Las pocas certezas que tuvo fue por la valentía de Jorge Julio López, compañero de cautiverio y testigo de su asesinato.

Según describió, durante el operativo llevado a cabo por personas de civil, luego de identificar a su yerno Ambrosio De Marco, señalaron a Patricia y decidieron llevarla también. "Cuando me entero de cómo la matan, no dejo de pensar en la brutalidad ejercida contra alguien que la llevaron por casualidad", afirmó Alfonso quedándose en silencio.

Desde el momento de su secuestro, ocurrido 25 días después del nacimiento de su hija Mariana, Alfonso no se detuvo en la búsqueda de su hija y su yerno. Habeas corpus, comisarías, destacamentos, oficinas del Ejército y hasta entrevistas con Monseñor Graselli en la iglesia Stella Maris.

"Quiero decir que durante 23 años fui engañado, fui burlado, fui mentido con respuestas que me mantuvieron vivo, con momentos de esperanza a veces y de desazón otros, pero sin la certeza que después tuve. Ahora hay un quiebre, donde ya no estoy dispuesto a contestar sino que estoy dispuesto a preguntar. ¿Dónde están los restos?", alegó con fuerza Dell’ Orto.

Mencionó como punto de inflexión el año 1999 cuando se contactó con Julio López y él pudo contarle sobre los últimos días de vida de Patricia y Ambrosio.

Con inmensa emoción cerró su testimonio exigiendo saber sobre el destino de los restos de sus familiares. "Ellos se llevaron la vida y los cuerpos, pero los restos me pertenecen a mí, mi esposa, hijos, nietos y bisnieta que tiene 5 años y tiene todo el derecho del mundo a tener un lugar donde llevarle flores a su abuela. Estoy empecinado en darle mi familia y a Francisca, que tiene 15 días, la posibilidad de ver los restos de su abuela".

Alfonso falleció a fines de agosto de este año. La lucha incansable hasta sus últimos días es el legado para continuar la pelea contra la impunidad de ayer y hoy y que los responsables estén en cárcel común, perpetua y efectiva.

30.000 detenidos desaparecidos, presentes. ¡Ahora y Siempre!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias