×
×
Red Internacional

El miércoles 26 de abril murió Lautaro Labbe de 16 años en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Lautaro había recibido un tiro en la cabeza el pasado 18 de abril en el barrio San Martín. El disparo asesino fue efectuado por la policía provincial.

Viernes 28 de abril | 09:57

Lautaro Labbe tenía16 años, murió el miércoles tras permanecer durante ocho días en grave estado en el Hospital Regional. Había sido fusilado por la espalda y recibió un tiro en la cabeza la madrugada del 18 de abril en el barrio San Martín de Comodoro Rivadavia.

La primera versión de la la Unidad Regional de la policía había sido que el joven Lautaro Labbe había sido herido de bala en la cabeza, pero se desconocía quien había sido el autor. Pero el fiscal Juan Carlos Caperochipi informó días después que "el disparo fue efectuado por un policía y está identificado”. “El disparo asesino salió de una pistola 9 milímetros, que pertenecería a la policía de la Seccional”, informan los medios de la ciudad del sur de Chubut.

Este nuevo caso de gatillo fácil se da a pocos días de que el gobernador Mariano Arcioni festejaba junto al ministro de seguridad de la provincia “que habían invertido más de 1.500 millones de pesos, para fortalecer el aparato policial”. Hoy vemos, una vez más, que fortalecer el aparato represivo de la maldita policía significa más pibes asesinados por la espalda.

En su discurso del 1° de marzo en la legislatura provincial, el gobernador Arcioni había destacado la creación de la Dirección de Formación y Capacitación Policial, y había señalado que la policía de Chubut es “una de las policías más capacitadas y reconocida del país, con unos recursos humanos de excepción”. Una vez más, vemos como el fortalecimiento del aparato represivo por parte de los gobiernos, tiene como resultado el asesinato de jóvenes en los barrios populares.

Un nuevo caso de gatillo fácil

Según la investigación fiscal, uno de los cuatro policías le disparó por la espalda a Labbe y este cayó con un disparo en la parte inferior de la cabeza. Queda claro que a Lautaro lo fusilaron e inventaron una mentira para ocultar un nuevo caso de gatillo fácil de la maldita policía de Chubut.

Los cuatro policías involucrados fueron pasados a disponibilidad preventiva, y se les secuestró las respectivas armas de fuego para ser peritadas. A pesar de las pruebas recolectadas por la Fiscalía, ninguno de los policías fue imputado.

El reclamo de justicia ante este asesinato salió de Cristina Cárdenas, mamá de Lautaro quien público un mensaje diciendo “Tenés una mamá de hierro que no va a descansar hasta que se haga justicia por vos. Estos policías te arrebataron de mi vida, voy a luchar con todas mis fuerzas hasta que paguen por lo que te hicieron”.

Ni una bala más. Ni un/a pibe menos. El Estado es responsable. Basta de Gatillo Fácil

El gatillo fácil es un fenómeno que existe a nivel internacional y su función es el control social preventivo, porque mete miedo a los jóvenes y sus familias. En los últimos años del Gobierno kirchnerista las fuerzas represivas del Estado llegaron a asesinar a una persona cada 24 horas. Las víctimas, siempre, fueron y son predominantemente jóvenes.

Martín Sáez, docente del PTS declaró: "Una vez más asistimos a un hecho de brutalidad policial gravísimo protagonizado por la policía chubutense de Mariano Arcioni y Miguel Castro, reclutada en Comodoro Rivadavia por la administración de Juan pablo Luque. Otra vez la víctima es un chico joven, como vimos tantas veces en la pandemia, los mismos que son condenados por todos los gobiernos a la desocupación y a la precarización laboral. Nos solidarizamos con la familia y sus amigos, exigimos justicia e insistimos en que el único camino para frenar el gatillo fácil es la organización y la movilización, particularmente de la juventud".


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias