×
Red Internacional

Un mismo gremio y dos ubicaciones opuestas de la izquierda. Desde la Lista 5, impulsada por el PTS e independientes, una clara pelea por recuperar el gremio con una perspectiva de independencia política, clasista y combativa. Por el otro lado, el MST e IS se integran hace años a la lista 1+3, esta vez junto al sector del Frente de Todos que encabeza la lista oficialista, cómplices de que la independencia política del gremio esté en jaque.

Pamela GalinaResidente de Pediatría - Corriente de Izquierda por la Salud Pública - Lista 5

Martes 2 de marzo | 11:00

Este 3, 4 y 5 de Marzo son las elecciones en el gremio que nuclea a las y los profesionales de la salud en la provincia de Buenos Aires. Con amplia discusión en la base de los hospitales, considerando la fecha inoportuna, con la pandemia en curso y la imposibilidad que tendrán muchos compañerxs para votar encontrándose con licencias, aislamientos, sumado al trabajo en cohorte que con esfuerzo y en pelea contra las direcciones se logra sostener allí donde no se cumplen las condiciones edilicias. Desde la Lista 5 se elevó el pedido a la junta electoral, pero el mismo continuo su marcha, descargando responsabilidades a las juntas seccionales en una clara confesión por parte de la central de la imposibildad de garantizar los requisitos básicos para realizar las elecciones.

Te recomendamos: Piden posponer las elecciones en el gremio Cicop ante el aumento de contagios por covid-19

A pocos días de las elecciones en Cicop la Lista 5 denuncia irregularidades

Una elección que se termina imponiendo por presión del sector de la conducción que es parte del gobierno, quienes buscan “sincerar” la verdadera relación de fuerzas en el oficialismo, avanzando por sobre el sector independiente. La tolerancia pasiva a estas maniobras por parte de los grupos de izquierda que conforman la 1+3, nos habla de quien imprime la tónica a la política gremial realmente.

Las listas en juego

Hay dos listas para las elecciones del consejo directivo provincial del gremio. La del actual oficialismo, la lista 1+3, compuesta por sectores que son parte del gobierno como el PCR, PG; algunos sectores independientes y el MST e IS; y la lista 5, impulsada por el PTS, independientes, y militantes de agrupaciones de izquierda, con una clara independencia política del gobierno. La Lista 7, de Jacobsky, quien supo ser la conducción del gremio, solamente presenta cargos a FesProSa, en una política que más allá de las debilidades, parece mostrar un intento de vaciamiento del gremio, continuidad de su política de no participar del consejo directivo ni prácticamente de los congresos.

Desde la lista 5 llamamos a conformar una lista unitaria, independiente y combativa Convocando a los sectores de compañerxs independientes, y particularmente al MST e IS con quienes compartimos el FITU. Sin embargo, una vez más, estos prefirieron diluirse en un rejunte electoral con sectores que hoy son parte del gobierno, poniendo en juego con ello en la historia del gremio la independencia política de CICOP.

Un gremio con bases democráticas

La CICOP es un gremio que surge en el marco de la combatividad, con asambleas interhospitalarias a fines de los 80 y principios de los 90, parte de enfrentar la flexibilización laboral e intentos de privatización por el menemismo (a quien claramente las y los trabajadores no duelamos, repudiamos su impunidad). Con esta tradición se crean estatutos que defienden la democracia gremial, donde las decisiones se toman en asambleas por hospital, los delegados llevan los mandatos a los congresos y mandatan a la Comisión Directiva. Además de contar con fondo de lucha, que haya representación de la minorías, entre otras. Un gremio que se hizo de herramientas estatutarias para no terminar como los sindicatos burocratizados que lamentablemente terminan estando del lado del gobierno y la patronal.

Más allá de nuestro estatuto y tradición claramente, tanto en su historia como en el presente, no todos concebimos la misma política para el gremio. Cada Lista pelea por una orientación, donde las diferencias son marcadas, y la pandemia y la ubicación política frente al gobierno lo han dejado muy al descubierto.

CICOP, la pandemia y el Frente de Todos en el gobierno

Este año no fue uno más para las y los trabajadores de la salud, en la primera línea de la pandemia que puso al descubierto el sucesivo desfinanciamiento del sistema de salud. Este año estuvo atravesado por muchísimas luchas del sector salud, pero lamentablemente tuvieron la particularidad de encontrarse fragmentadas.

A diferencia de la política llevada adelante con el macrismo en el gobierno, donde hubo decenas de paros, carpas y movilizaciones, la CICOP este año esquivo las medidas de lucha. El oficialismo se exculpó en un discurso sanitario, pero los intereses políticos en juego están a la vista de todos. Ya a principio del 2020 veiamos a sectores del oficialismo en CICOP renunciar a sus cargos en el sindicato para cruzar la vereda, e integrarse a las direcciones, ministerios y cargos de gestión del Frente de Todos.

Te puede interesar: Debates urgentes en los hospitales: de sindicalistas a directores

En todo el 2020, se dejó ver una importante tensión en la conducción. Un punto culmine fue la creación de la agrupación 10 de Junio, orientada por Pablo Maciel (PCR) y los sectores afines al gobierno, impulsores de que las jornadas de lucha encaradas por el gremio no sobrepasen el ámbito de la virtualidad. Recién a fines de octubre, con más de 6 meses de pandemia y 160 trabajadores de la salud fallecidos en ese entonces, sin licencias por factores de riesgo a las y los trabajadores expuestos en la primera línea, CICOP con una clara presión de las bases, salió con gran delay a la calle, convocando a una caravana.

Tanto el MST como IS, cuidando su lugarcito en la 1+3, dejaron pasar sin dar batalla la política de pasividad y divisionista al equipo de salud que padecimos todo el año.

Así finalizamos el 2020, con un pliego de reclamos más que extenso en el sector, pero donde se llamó a un solo paro, y sin una sola convocatoria centralizada. ¿Amigos del gobierno? gratis no resulta. Así, con agrupación propia, el PCR y PG pelearon por unas inmediatas elecciones y poder conquistar la cabeza del gremio, dejando al sector independiente relegado a los últimos cargos. Es en este aspecto donde queda claro por que es fundamental la independencia política del gremio, los intereses del conjunto de los trabajadores no pueden bajo ningún aspecto subordinarse a los acuerdos que parte de la conducción pueda tener con funcionarios y gobiernos de turno. Necesitamos un sindicato que escuche las demandas y ponga a estas por delante, apostando a la organización de medidas y planes de lucha contundentes hasta alcanzar nuestros reclamos, y no que ponga paños fríos, dilate discusiones o simplemente no pueda posicionarse para evitar enfrentarse a funcionarios a los que, del otro lado del mostrador, llama compañeros.

Lamentablemente el MST e IS se negaron a hacer una gran lista unitaria, independiente y combativa, y optan por militarle la campaña al sector que hoy es parte del gobierno. Contrario a la política que dicen llevar en el Plenario Sindical Combativo, hoy se aferran a un cargo, y no a la justa pelea por darle una orientación de izquierda a nuestro gremio. Una política contraria a cualquier principio de izquierda. Una política pensada claramante de arriba abajo, expresión de ello es que sus 3 o 4 referentes que desde hace años ocupan cargos como parte de la conducción oficial, no han podido desarrollar militancia propia en los hospitales, no contando con agrupaciones numerosas, ni militancia extendida en el gremio.

La Lista 5 y una política consecuente

Desde la Lista 5 - Corriente de Izquierda por la Salud Pública y agrupación Marrón participamos en más de una decena de seccionales, además de poseer hace 3 mandatos representación por la minoría. Somos una corriente que crece al calor de las luchas, imposibles de realizar sin la clara independencia política que nos caracteriza.

Así fue que desde el inicio de la pandemia peleamos por acciones, que respetando las medidas sanitarias, visibilicen la situación de la Salud Pública. En diversas oportunidades rechazamos los ofrecimientos paritarios, cuando la conducción promovió su inmediata aceptación (incluso en el tiempo record de 36hs!). Fuimos quienes propusimos al CDP ser parte de la lucha por justicia por Facundo Astudillo Castro, donde sectores de la lista 1+3 se oponían a responsabilizar al estado. Así mismo fuimos quienes acompañamos la lucha de las familias de Guernica, en discusión con actuales candidatos de la 1+3 quienes negaban su derecho a la vivienda. Dimos la pelea por convocar a paro cuando se votaba la IVE para que las mujeres podamos estar en la calle por nuestros derechos. Somos quienes hemos llevado a cada CDP y congreso los reclamos de las y los residentes, teniendo que discutir contra el recurrente ninguneo a la CPR por parte de sectores de la 1+3.

No casualmente nuestra lista se compone del 70% mujeres y de un 30% de residentes, con lugares en los principales cargos. Peleamos por la liberación de las patentes y terminar con los privilegios, el lucro y una medicina de clases. En defensa de la salud pública, por un sistema único de salud.

¡Sumate a fortalecer la Lista 5!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias