×
×
Red Internacional

Crisis ambiental. Emergencia ígnea en el país por incendios en 11 provincias: medida tardía e insuficiente

Según denunció este miércoles la coordinadora Basta de Falsas Soluciones, el fuego ya ataca en 11 provincias: “Chubut, Río Negro, Neuquen, Santa Cruz Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires,Tierra del Fuego, Formosa, Misiones, Corrientes

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Miércoles 29 de diciembre de 2021 | 15:30
Foto: Télam

Este martes, el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, dirigido por Juan Cabandié, declararon en todo el país la “Emergencia Ígnea” durante 12 meses. El fuego ya alcanzaba a 7 provincias. Según denunció este miércoles la coordinadora Basta de Falsas Soluciones, el fuego ya ataca en 11 provincias: “Chubut, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Tierra del Fuego, Formosa, Misiones, Corrientes todas prendidas fuego. Fuego extractivista. Hace 2 años que venimos quemas tras quemas, desmontes tras desmontes”.

La cartera que conduce el ministro Juan Cabandié, anuncia la emergencia mientras desde hace semanas no logra controlar los incendios en la Patagonia. En Misiones se reportan incendios desde noviembre.

Te puede interesar: Medioambiente.Tala indiscriminada en Misiones: empresas madereras realizan desmonte ilegal

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, consideró que hay "un escenario que puede tender a repetirse de manera recurrente en el tiempo, es decir, un periodo de sequías prolongadas, de corrimiento de las temporadas secas en cada estación y de temporadas sin lluvias".

"Muy probablemente, como resultado del cambio climático, puedan presentarse temporadas de fuego a lo largo de todo el año, situación que implica un abordaje muy diferente al que veníamos teniendo hasta ahora”, advirtió. No se sabe a qué abordaje diferente se refiere ni a qué novedad intenta hacer frente. Solo en 2020 los incendios forestales reportados quemaron más de un millón de hectáreas en distintas provincias, el 95 % de ellos producidos por la acción humana y en un contexto de sequía prolongada.

Por otra parte, el gobierno nacional anuncia la declaración de la emergencia, cuando los focos en Neuquén comenzaron hace diez días producto de las tormentas eléctricas en la zona. En Río Negro también se reportan incendios desde hace semanas y los recursos dispuestos para su combate son totalmente insuficientes según denuncian poblaciones vecinas y trabajadores de las áreas correspondientes. Por ejemplo, el incendio en el lago Martin que ahora está llegando al Manso comenzó el 7 de diciembre por un supuesto rayo y ya abarcó más de 4000 hectáreas.

El funcionario explicó que, en este contexto, será necesario “trabajar con un énfasis diferente y más profundo en las políticas de prevención. Las políticas del combate contra el fuego en situaciones climática adversas y con tanto material combustible en el suelo, resultan ineficientes más allá de todos los recursos a disposición que se pongan”.

Te puede interesar: Arde la Patagonia.Neuquén: a 10 días de iniciarse, el fuego en Quillén afecta más de 6000 hectáreas

El funcionario se ataja como si por las condiciones naturales o estacionales no hubiese chance de frenar el fuego. Sin embargo, en Neuquén, “el Gobierno provincial dispuso de medios aéreos, tanto aviones como helicópteros, para el combate de los focos de incendios al cuarto día de haberse originado. Algo totalmente inaceptable en zonas donde el desplazamiento terrestre resulta muy complejo. Por esto mismo, el intendente de la localidad de Aluminé Gabriel Álamo, expresó que de haberse combatido de forma aérea desde el primer día, el panorama sería otro”, informó este diario.

Desde Río Negro, este domingo, vecinos de la zona denunciaron la falta de medios aéreos para frenar el fuego que amenaza las viviendas en el paraje Villegas. Vecinos y colaboradores venidos de Bariloche realizaron tres cortafuegos para intentar frenar el posible avance del incendio.

Fabio, vecino de Villegas, contó a corresponsales de este medio en la provincia, cómo enfrentan el fuego después de esperar durante días la asistencia de las autoridades: "Nos autoconvocamos los vecinos. El SPLIF (Servico de Prevención y Lucha de Incendios Forestales de Río Negro) nos ha ayudado un poco con el cortafuegos, los bomberos, gente que tiene familiares y ha venido a ayudar. Las autoridades de arriba parece que no ven ni la tele, cobran fortunas y no hacen nada".

Te puede interesar: Incendios en la Cordillera.La realidad y la danza de datos de Cabandié

Sin embargo, el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky agregó que “la necesidad de trabajar en la prevención es esencial”. La insistencia del funcionario en la prevención parece un chiste de mal gusto teniendo en cuenta los antecedentes del año pasado.

Así lo recalcó la diputada nacional porteña por el PTS en el Frente de Izquierda Unidad, Myriam Bregman, recientemente en su cuenta de Twitter: “Con la experiencia del verano pasado, se sabía que éste iba a ser peor ya que hubo un invierno históricamente seco. No se tomó una medida seria, los vecinos denuncian que se preparó aún menos que el año pasado”.

“La declaración de la emergencia ígnea es importante (...) la temporada que viene en la Patagonia es complejísima”, aseguró el secretario y dijo que el Gobierno hizo "un esfuerzo colosal en materia institucional para recuperar el Servicio Nacional del Manejo del Fuego para el Ministerio de Ambiente y para dotar a ese sistema de los recursos económicos que jamás tuvo ni tendría mediante los mecanismos habituales de presupuesto oficial”.

En marzo de este año La Izquierda Diario denunció el sucesivo ajuste de los recursos para combatir incendios forestales: “la reducción de un 43 % en el presupuesto para el control del fuego luego de un 2020 con incendios en todo el país es una decisión política. El presupuesto cayó a la mitad este año en comparación con 2019, y sufrió una pérdida del 42,9 % en términos reales, considerando la inflación del período y las proyecciones del Gobierno para 2021.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) en los dos primeros meses del 2021 más de 4 mil hectáreas fueron afectadas a lo largo del país. El SNMF cuenta con tan solo el 0,003 % del presupuesto del año 2021. Entre los años 2017 y 2019, el 20 % de los fondos no se ejecutaron, mientras que en el 2020 no se ejecutó el 37% del presupuesto, informa la Fundación de Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

El presupuesto para el Servicio Nacional de Manejo del Fuego 2021 es de $282.876.000 cuando en el 2020 fue de $441.000.000. A esto se le suma que de los gastos totales previstos para las acciones de protección civil, se retrocedió del 0,061 al 0,042% del total en el presupuesto.

La política del gobierno para la prevención de los incendios y el ajuste en el área, van en sintonía con la política económica de conjunto: extractivista, de depredación de los recursos naturales. Uno de los factores que favorece la expansión del fuego en La Patagonia son las plantaciones de pino para el negocio forestal. Los incendios intencionales están asociados a las prácticas comunes de los productores agroexportadores, que de esa manera extienden la frontera agrícola para hacer crecer sus negocios. El Frente de Todos además, habla de sustentabilidad ambiental, mientras intenta avanzar con el negocio de la megaminería contaminante, como se vio recientemente en Chubut. A su vez, avanza con negocios mineros en Jujuy y Salta. Otra política clave para el Frente de Todos, es el avance del fracking en Vaca Muerta, que provoca sismos y una fuerte contaminación en toda la región. Además, tanto el fracking como la minería son actividades que por la contaminación y su consumo de agua, profundizan la crisis hídrica que agrava la propagación de los incendios.

El mismo secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, que habla de los incendios como su fueran algo impredecible e inevitable, es responsable por el reciente derrame de petróleo en Río Negro, con consecuencias ambientales catastróficas para la región.

Todo para conseguir los dólares que el mismo Cabandié dijo que son necesarios para pagarle la deuda ilegal y fraudulenta al FMI.

En la Patagonia

En la tarde de este martes 10 brigadistas provenientes de Santiago del Estero y 20 de la provincia de Buenos Aires llegaron a Neuquén y se suman a los 80 que están en ese territorio junto a cuatro aviones hidrantes y cuatro helicópteros, informó el Ministerio de Ambiente.

En los focos activos de Bariloche, Río Negro trabajan 133 brigadistas y operan tres aviones y tres helicópteros, mientras que en los focos de Cushamen y Tehuelches, en la provincia de Chubut, se desplegaron 49 brigadistas y se enviaron dos aviones hidrantes y un helicóptero.

Te puede interesar: Política Forestal.Río Negro un caso testigo

Voceros de la provincia de Río Negro destacaron por su parte que "sólo operan los helicópteros debido a las condiciones de visibilidad dado por la generación de humo en el fondo del valle de los Lagos Martin y Steffen".

En el sur del país, el foco "más complejo" es el de los lagos Martin y Steffen en el departamento de Bariloche, que "todavía no ha podido ser controlado ni direccionado", por lo que presenta "un grado de dificultad muy alto", precisó Federovisky.

"Los otros dos, el de Aluminé y la Comarca, en Lago Puelo, están relativamente contenidos", añadió.

En Santa Fe y Rosario

Federovisky se refirió a los incendios próximos a las ciudades de Santa Fe y Rosario que afectan zonas de islas, la costa de ríos y bañados, y descampados.

"Tenemos ahí todavía una persistencia muy importante", señaló, e indicó que las causas son derivadas de "la sequía extrema, la bajante del Río Paraná y la aparición de inescrupulosos que utilizan el fuego en una circunstancia que no debieran utilizarlo".

Te puede interesar: Crisis climática.El río Paraná cierra el 2021 en baja: está en la peor situación desde 1944

En este sentido, aseguró que "la mayor parte de ellos son intencionales y son iniciados por quienes quieren sacar provecho de la situación de sequía para quemar sus pastizales o provocar un avance de la frontera agropecuaria".

En tanto, el director de Protección Civil de la provincia, Roberto Rioja, informó que habrá "tres o cuatro días muy complicados, con altas temperaturas".

En Formosa, Misiones, San Luis

En el norte del país, la localidad formoseña de Pilcomayo vive una situación similar con incendios de pastizales favorecidos por "las altísimas temperaturas", dijo Federovisky.

Te puede interesar: Incendios forestales.Muchas excusas, pocos recursos para prevención y combate

También en Misiones, un incendio en la reserva del Zaimán avanzó esta mañana sobre unas viviendas ubicadas en las afueras de Posadas y cubrió de humo gran parte de la capital hasta que pudo ser controlado por los bomberos, y el Gobierno provincial advirtió sobre "el índice de peligrosidad" de que se generen nuevos focos por altas temperaturas, falta de lluvias y vientos.

La séptima provincia con focos ígneos es San Luis, con el fuego en la zona de Junín, según el reporte diario de SNMF.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias