×
×
Red Internacional

En campaña electoral, el secretario de Comercio Roberto Feletti se reunirá este lunes con empresas productoras y comercializadoras de alimentos con la intención de mantener los fuertes aumentos de precios alcanzados hasta el 1° de octubre pero frenar próximas subas hasta el 7 de enero. ¿Y después de esa fecha qué?

Lunes 18 de octubre | 09:07
Foto ADN Sur

Este lunes el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, se reunirá con representantes de empresas productoras y comercializadoras de alimentos para “terminar de evaluar las contrapropuestas” presentadas por los capitalistas para poner en marcha un “acuerdo de precios estables” de más de 1.200 productos de consumo masivo “hasta el 7 de enero próximo”, según informó la agencia Télam.

En la reunión estarán CEOs de, entre otras empresas, Diarco, Maxiconsumo, Vital, La Anónima, Coto, Día, Changomás, Carrefour, Swift, Alicorp, Ledesma, Sancor, Prodea, Ilolay, Danone, Cabrales, Coca Cola, Unilever, Fecovita y Saraco. También la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

El encuentro se llevará a cabo a las 18 en la sede de la Secretaría de Comercio Interior. Fuentes oficiales afirmaron que “hay intención de diálogo”, de “negociación” y “de que prospere un acuerdo” con los formadores de precios, responsables directos de una de las causas fundamentales de la altísima inflación que castiga el bolsillo popular.

Intentando mostrar una fortaleza gubernamental que nadie ve, las mismas fuentes dijeron a Télam que “lo que no se va a modificar es la decisión política de establecer una canasta amplia con precios retrotraídos al 1 de octubre y vigentes hasta el 7 enero”.

Es decir que el propio Gobierno reconoce que el mazazo a los ingresos de la clase trabajadora, con aumentos constantes de todos los precios, consumado hasta el 1° de octubre quedará sellado si hay acuerdo con las grandes patronales alimenticias.

Incluso las fuentes gubernamentales dicen que “no se descarta la posibilidad de aplicar leyes vigentes” para impedir nuevas subas y garantizar el abastecimiento de productos en caso de no llegar a un consenso. ¿Y por qué nos las vienen aplicando desde el 10 de diciembre de 2019, cuando supuestamente el Frente de Todos llegaba para terminar con el ajuste del macrismo?

Te puede interesar: Cortá con tanta dulzura: las reuniones del Gobierno con los dueños del país y el FMI

Como explicó en otro artículo Mónica Arancibia, ya quedó muy atrás “la ‘sarasa’ de (Martín) Guzmán de una inflación del 29 % para este año, pero en el Presupuesto 2022 recalcularon y estimaron que el 2021 cerraría en un 45,1 %. Sin embargo, si la inflación de octubre, noviembre y diciembre baja y se mantiene en 3 % mensual, la inflación este año treparía al 49,7 %. Muy por encima de la nueva meta oficial”.

Precisamente bajar la inflación en el último trimestre del año (donde el Gobierno se juega mucho en las elecciones) es el principal objetivo del flamante secretario de Comercio Interior Roberto Feletti. Una aspiración que no sólo es de cortísimo plazo sino que confirma que lo que menos le preocupa al Frente de Todos es el real y constante aumento del “costo de vida” expresado en cuatro años consecutivos de caída del poder de compra de la población, con salarios que suben (cuando suben) por la escalera y precios que ascienden en modo ascensor.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias