×
×
Red Internacional

SANTA FE. Ministerio de Salud de Santa Fe niega testeo a casos sospechosos por coronavirus

El protocolo publicado por el gobierno santafesino mantendría un testeo limitado sólo a grupos de riesgo, a pesar de las recomendaciones internacionales.

Alfredo González @Alf_Gonzalez_

Miércoles 1ro de abril de 2020 | 20:31

En el día de ayer el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe publicó las nuevas definiciones de casos sospechosos de infección por coronavirus y el nuevo protocolo de diagnóstico para los equipos de salud. Se trata de una ampliación en la definición de caso sospechoso de las últimas semanas, ya que incluye como “sospechosos” a toda persona que resida en las zonas de transmisión local y presente síntomas compatibles con esa infección. Pero dicho protoloco indica también que sólo se realizarán testeos a aquellos pacientes que presenten fiebre (y uno o más síntomas respiratorios) en contexto de factores de riesgo o signos de gravedad, excluyéndose a quienes, a pesar de tener un cuadro clínico compatible, presenten síntomas leves.

Este cambio mantiene, en última instancia, los problemas asociados a los testeos selectivos, ya que imposibilita la verificación de casos sospechosos en los que existe un cuadro clínico compatible pero no tengan nexo directo con personas ya diagnosticadas y de esta forma impide conocer la circulación real del virus dentro de la provincia, haciendo inexactas las cifras de casos y las tasas de mortalidad, dificultando aún más la elaboración de estrategias de salud pública.

La provincia se opone a los ejemplos mundiales

Mientras que las autoridades de la provincia de Santa Fe (y de la Argentina de conjunto) persisten con el enfoque de “cuarentena y testeo limitado”, especialistas de todo el mundo siguen señalando que la única forma de que las medidas para disminuir la transmisión y “achatar la curva” sean efectivas es utilizando testeos masivos para conocer la situación epidemiológica, evitar la transmisión y preparar lo mejor posible los sistemas de salud para evitar su desborde.

Te puede interesar: Santa Fe: solo 700 camas de terapia intensiva en toda la provincia.

El protocolo publicado por el ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe justifica la limitación de los esfuerzos diagnósticos en “un uso apropiado y optimización de los recursos disponibles”. Pero este razonamiento que prioriza el contenido de las arcas públicas provinciales por sobre la posibilidad de un seguimiento científico de la pandemia en nuestra provincia, parece ignorar que el momento de para actuar es ahora. La toma de medidas sin datos claros y el de la situación real puede costarle a Santa Fe (y al país) miles de muertes y el verdadero colapso del sistema sanitario.

No se trata de alarmismo. El caso de EEUU, dónde la realización de test de forma limitada y la falta de preparación del sistema de salud ha llevado a una crisis enorme en lugares como la ciudad de Nueva York, con hospitales saturados y camiones frigoríficos que deben fungir como morgues móviles. También España e Italia son muestras patentes de lo que puede significar el escamoteo de recursos frente a una situación que puede superar ampliamente la capacidad de respuesta de las estructuras sanitarias.

Es importante señalar que esta decisión no sólo pone en riesgo a los pacientes y usuarios del sistema de salud público, sino también atenta contra la integridad de los trabajadores de la salud que, ante una alarmante situación mundial, continúan atendiendo y exponiéndose en sus puestos de trabajo.

La falta de recursos económicos no puede ser una excusa para poner en riesgo miles de vida en la provincia en que millonarios como el propietario de Vicentín pueden enriquecerse impunemente a costa del estado. La gravedad de la situación hace que el “respeto” por las fortunas de sojeros y empresarios (incluso aquellas obscenamente malhabidas como en el caso de Vicentín) sea de un cinismo brutal. La negativa de los gobiernos nacional y provincial a gravar con impuestos extraordinarios a las grandes fortunas para financiar la inversión en salud es sólo entendible si se prioriza la riqueza individual de unos pocos por sobre la supervivencia de miles.

Te puede interesar: Rosario: el sistema de salud público frente al coronavirus

Resulta imposible enfrentar esta crisis a medias. Limitar la realización de test sólo a casos selectos sin incluir al conjunto de los casos sospechosos es inaceptable. Más aún si esto se decide en función de cálculos “presupuestarios” que buscan evitar incomodar a los grandes dueños de nuestra provincia.

Para enfrentar esta pandemia es necesario que se garantice la provisión de Equipos de Protección Personal (incluyendo barbijos, guantes, camisolines y antiparras) para todos los trabajadores de salud, además de alcohol en gel, jabón y toallas de papel en todos los centros asistenciales. Así también es indispensable el abastecimiento de equipos de asistencia respiratoria en los hospitales de diferentes niveles, al mismo tiempo que todos los centros asistenciales privados deben pasara estar bajo control estatal, para garantizar que toda persona que necesite atención pueda recibirla, independientemente de tener o no prepaga u obra social.

Podés contarnos tu experiencia o sumar tu denuncia al 3415321070




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias