×
×
Red Internacional

Lanús y Banfield entregaron un buen partido, digno de un clásico. Intensidad, pierna fuerte, expulsados y escaramuzas en el final. Se lo llevó Lanús por eficacia y oficio.

Lunes 15 de septiembre de 2014 | 16:56
Gol de Romero. Lanús 1 - Banfield 0. Fecha 7. Torneo Primera División 2014. FPT. - YouTube

Pasaron algo más de dos años para volver a verse las caras. Pero no perdieron la memoria sobre cómo jugar un clásico. La lluvia y la cancha mojada condimentaron las emociones, que las hubo aunque el resultado no parezca indicarlo. El 1 a 0 se quedó corto.

Arrancó bien Lanús manejando la pelota, aunque sin profundidad. Banfield por el contrario, sin pelota lastimaba más. Así a los 12 Noir metió un buen centro desde la derecha que Salcedo llegó a conectar para el lucimiento de Marchesín. A los 31 y 32 Banfield tuvo dos chances en los pies de Bertolo, la segunda un tiro cruzado que pasó muy cerca del palo izquierdo. La clave del Taladro era jugar rápido por afuera, atacando con Noir y Bertolo bien abiertos.
Recién a los 41 Lanús tuvo su primer chance clara. Ortiz habilitó a Ayala quien a la carrera cruzó un remate al palo derecho que ni Lautaro Acosta ni el Pulpo Gonzalez pudieron conectar a la red.

En el segundo tiempo Lanús golpeó de entrada, a los 2 minutos. Acosta interceptó un remate frontal y rasante de lejos, y ​le sirvió el gol​ a Silvio Romero que definió con el arco de frente. Quinto gol en el torneo para el delantero granate. Primer gol que le convierte al clásico rival. Banfield no se resignó y siguió buscando. Sin embargo Lanús jugaba mejor y casi pudo definirlo, otra vez en los pies de Romero, y nuevamente tras un pase de Acosta. Pero esta vez se lo perdió increíblemente adentro del área chica, elevando su tiro por sobre el travesaño.

A partir los 15 Banfield tuvo varias chances claras y buenos argumentos para llegar al empate, y el partido se hizo de ida y vuelta. Un remate muy bien ejecutado por Salcedo que Marchesín desvió con la punta de los dedos.
​Inmediatamente Silvio González se lo perdió para Lanús. Luego un disparo de Cazares pasó apenas por arriba del arco granate. El tramo final mostró a un Banfield que seguía buscando e intentando, y Lanús defendiendo con oficio, sin dejarse acorralar.

Sobre el final llegaron las expulsiones. Primero la del DT local a los 38, en un episodio confuso. Luego el juvenil Yeri se fue por agredir a un alcanzapelotas. Ya en el descuento Tagliafico vio la roja por una entrada fuerte y la visita terminó el encuentro con 9 hombres.

Los empujones y encontronazos del final no llegaron a opacar un clásico jugado con uñas y dientes, como debe ser. Fue para el Granate. Será para la historia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias