×
×
Red Internacional

Organizaciones sociales realizaron tres cortes simultáneos en las entradas de Berisso durante la mañana del viernes. Reclamos al municipio para que atiendan las necesidades de los barrios.

Sábado 2 de julio | 16:41

Desde las 9 de la mañana del viernes, la Agrupación La Dignidad Confluencia cortó los accesos a Berisso para exigir la garantización de asistencia a los barrios, pidiendo la emergencia sanitaria, bolsones de alimentos, y mejoras habitacionales como la compra de colchones y chapas, construcción de cloacas y recolección de residuos.

“Es la cuarta vez que le exigimos esta ayuda al Municipio”, contó una de las referentes que se encontraba en el corte de en el puente Roma, que conecta a la ciudad con el municipio de Ensenada. También comentó que la situación de los comedores de los barrios donde están es cada vez peor. “Esta es la realidad que se vive todos los días, en todos los barrios, no solamente acá en Berisso”, continuó contando a la Izquierda Diario. “Solo estamos pidiendo que se cumpla lo que prometieron”.

La agrupación se había reunido el 26 de mayo con el municipio dirigido por Cagliardi para plantear estos reclamos. Allí, les habrían prometido una nueva reunión para avanzar sobre sus exigencias. Pero esa reunión nunca sucedió, porque el municipio la postergó cuatro veces.

“La necesidad se va haciendo cada vez más grande. Detrás del que viene buscando una ayuda, vienen dos o tres familias más. Y cuando no tenés para darle a los que vienen, ¿qué les decís?”, cuenta otra referente que se encontraba en el corte de 60 y 128.

La agrupación Dignidad lleva adelante al menos 7 comedores en la región, y ven todos los días cómo la crisis golpea en sus barrios. “Es injusto que un compañero no pueda recibir alimentos para los comedores. No estamos pidiendo otra cosa. Estamos pidiendo trabajo, estamos pidiendo alimentos, estamos pidiendo ser escuchados”

La necesidad junto a la falta de respuesta fue lo que los llevó a tener que agotar todos los recursos. Por eso, definieron realizar los cortes para exigir que se garantice la reunión prometida y que se pueda avanzar en garantizar las necesidades de los barrios populares. Sólo después del corte el intendente Cagliardi los recibió.

La campaña de estigmatización a la orden del día

“Estamos realizando un corte pacífico”. Una de las referentes cuenta que en el transcurso de la mañana, recibieron agravios de algunos automovilistas. No es de extrañar en un contexto en el cual los medios se dedican a estigmatizar a los movimientos sociales, preparando a la opinión pública para atacar a sus organizaciones.

Te puede interesar: Cristina atacó a las organizaciones sociales en defensa del ajuste y los punteros

“No valoran el trabajo que hacemos desde la calle. Nosotros no tendremos título pero somos asistentes sociales. Damos laburo, damos ayuda, hacemos inclusión”.

La campaña de derecha no se hace eco de eso. De hecho, el discurso de Cristina en el plenario de la CTA estuvo a tono con los dichos en los medios, ya que se dedicó a atacar y criticar a los movimientos sociales para plantear que la asistencia social sea manejada por los intendentes. Y uno de los primeros en tomar el guante fue el mismo Fabián Cagliardi, intendente de Berisso, quien durante la semana dio declaraciones a favor de que los planes sociales pasen a la órbita de las intendencias.

“No vamos a dejarlo en manos del intendente, tiene que estar con las organizaciones” comentaron a la Izquierda Diario en el corte, deslizando que si los planes sociales pasasen a la órbita de los intendentes, serían utilizados para “acomodar” a los propios. “Nosotros caminamos las calles y conocemos las necesidades”.

Volver a las calles

En nuestra charla, una de las referentes que se encontraba en el corte del puente Roma planteó que “la lucha siempre se da en la calle. (...) Y vamos a seguir luchando.”. Probablemente este sea el motivo por el cual las organizaciones sociales reciben ataques desde el gobierno y la derecha. Son quienes están movilizados para exigir condiciones básicas de vida para sus barrios. Y eso a los poderosos les molesta.

Te puede interesar: La vida en los barrios y otra jornada de lucha en Berisso

La calle aparece como la escena donde disputar los reclamos. Tanto es así que de hecho, los sectores que más ganaron como el campo hablan de hacer paros y cortes. Pero a diferencia de los movimientos sociales, no reciben una campaña en contra desde los grandes medios de comunicación, la oposición de derecha o el mismo gobierno. Una manera nada sutil de decir que “hay reclamos… y reclamos”.

Por eso, volver a las calles está planteado más que nunca. Es donde podemos pelear los que cargamos con la inflación, la precarización laboral y de la vida, y la desocupación para conquistar con la unidad y la movilización, de manera democrática, todos nuestros reclamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias