×
×
Red Internacional

Así responde uno de los supervisores ante el pedido de los trabajadores contratados, a quienes tratan como descartables. La organización en comisiones de higiene y salubridad, entre todos los trabajadores, es la única forma de que salud sea realmente la prioridad.

Daniel San Martín Redacción LID - Zona Oeste @danisanmart_

Lunes 22 de junio de 2020 | 16:25

“Mirá, para nosotros sos un número. Si queres antiparras y barbijo pedile a la agencia”. Esas fueron las palabras de uno de los supervisores de Farmacity a uno de los trabajadores contratados por agencia. Es la misma empresa que fue noticia al comienzo de la pandemia por acopiar alcohol en gel especulando con la suba de precios, despidiendo trabajadores, con casos positivos de covid-19 en los autoservicios y hasta negando las licencias y amenazando trabajadores.

Para estas empresas, los protocolos no son más que papel mojado. Se niegan a entregar barbijos, mascarilla y guantes como protección mínima a los contratados, algo elemental para enfrentar la pandemia, exponiendo a los contagios con el agravante de que son los principales productos que ellos mismos venden. Mientras exponen su salud para cuidar la fuente de trabajo, las patronales muestran lo miserables que son ahorrando monedas por la salud de sus empleados.

Ante el crecimiento de los casos positivos de coronavirus en los lugares de trabajo, se hace urgente organizarse para exigir el cumplimiento de las condiciones de seguridad e higiene en todas las fábricas, comercios y establecimientos. Empezando vía watsapp y redes sociales fuera de la vista de los supervisores y buchones, buscar la forma necesaria para debatir cuales son las condiciones necesarias para reducir la exposición al contagio consultando con profesionales de la salud como los del Hospital Posadas que se pusieron a disposición de levantar bien alta la consigna la vida de los trabajadores importa.

Te puede interesar: Si los trabajadores no nos cuidamos entre nosotros, los empresarios no lo harán

La creación de protocolos para saber cómo actuar así como la exigencia de testeos y licencias pagas en caso de síntomas es clave. La organización es necesaria porque dejar la salud atada a la lógica empresarial es demasiado arriesgado para los trabajadores.

La cadena multinacional de farmacias del ex jefe de gabinete Mario Quintana considera como gasto extra la higiene básica de los contratados y así minimizar la propagación del virus que día a día aumenta en el AMBA en los lugares de trabajo. El hecho de que sean distribuidores de elementos de higiene personal no hace más que dejar al desnudo la miserable política de Farmacity.

Pandemia y precarización laboral

Son esenciales para aumentar la producción y las fortunas, pero los descartan luego de tres meses o menos. Una vez más son decenas los trabajadores que vuelven a tener el sueño de pasar a ser efectivos. Los sindicatos miran para otro lado ayudando a naturalizar qué haya trabajadores de primera y de segunda, los que pueden defender y los que no. Cada tanda nueva de contratados es naturalizada por los sindicatos, además que es aprovechada para exprimir lo más posible con jornadas extenuantes y de lunes a lunes, pero agotados continúan en busca de la efectivización. Juegan con la necesidad. Parece ser, que en las últimas décadas el sueño del pibe es quedar efectivo.

Esta precarización es la que empieza a ser cuestionada por cientos de trabajadores, como los jóvenes contratados de Alicorp que, acompañados por la Red de Trabajadores Precarios e Informales pelean por su reinstalación después de haberlos exprimido durante toda la cuarentena sin descanso. Incluso mientras hay un decreto presidencial vigente que supuestamente prohíbe los despidos. Es evidente que para el presidente Alberto Fernandez los trabajadores contratados no están considerados como tales. De la misma forma permitieron el despido de 1450 trabajadores de Techint después de haber amenazado públicamente en conferencia de prensa. A las palabras se las lleva el viento.

Te puede interesar:
Asamblea abierta de trabajadorxs de la zona oeste: organizar nuestra fuerza para enfrentar la crisis

Ante el crecimiento de casos positivos de coronavirus en los lugares de trabajo, desde La Izquierda Diario damos voz a miles de trabajadores que denuncia a las patronales ante la falta de condiciones de higiene y protección. A la vez, impulsamos una campaña con la consigna la vida de los trabajadores importan para visibilizar y colaborar a que los trabajadores tomen en sus manos la organización de comisiones de salubridad e higiene en todos los establecimientos, porque tal como decimos hace años, nuestras vidas valen mucho más que sus ganancias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias