×
×
Red Internacional

11 de diciembre.“La Plaza contra el FMI será el primer paso de una lucha permanente para enfrentar el acuerdo”

A días de lo que será la gran movilización contra el acuerdo con el FMI, que impulsa el Frente de Izquierda junto a decenas de organizaciones de trabajadores, políticas, sindicales, piqueteras, estudiantes, ambientalistas y más, en #AlertaSpoiler conversamos con Christian "Chipi" Castillo, dirigente del PTS/FITU, sobre la importancia de copar Plaza de Mayo para enfrentar el acuerdo y el ajuste.

Alerta SpoilerLun, mierc. y vie | 9 a 11 h

Lunes 6 de diciembre de 2021 | 16:05
🚩 #11D | A Plaza de Mayo contra el FMI, hablamos con Christian "Chipi" Castillo, dirigente del PTS - YouTube

Aquí las principales definiciones del dirigente nacional del PTS/FITU. Mirá la entrevista completa en nuestro canal de YouTube.

  •  Se está conformando una coordinación muy, muy importante. Ya venimos de una reunión abierta en Parque Lezama, luego otra reunión de preparación donde a impulso del Frente de Izquierda Unidad, decenas de organizaciones sindicales, piqueteras, estudiantiles, de derechos humanos, ambientalistas, vamos a realizar una primer gran acción contra el pacto con el FMI, el pago de la deuda y el ajuste que viene de la mano de esto, que será una primera gran movilización multitudinaria a Plaza de Mayo como parte de dar largada, si se quiere, a una campaña de más largo aliento para enfrentar algo que va a estar instalado por mucho tiempo, si es que verdaderamente se termina de imponer este pacto. Porque efectivamente, los acuerdos con el FMI no son acuerdos de corto plazo, al menos este que se está negociando, sino que es un acuerdo que se llama de facilidades extendidas, que duraría en principio 10 años. Toda la orientación de la política económica está en función de juntar dólares para garantizar el pago de la deuda y los acuerdos con el Fondo Monetario implican de esta manera un condicionamiento muy general en dos grandes niveles.

    Por un lado, la política económica, porque en misiones de los llamados técnicos del Fondo vienen a monitorear la economía argentina permanentemente. Cada tres meses vienen y ven los números, monitorean. Y si el Fondo no está de acuerdo, se dice que se ha incumplido lo que se había firmado. Entonces, de esa manera, digamos, condiciona la orientación económica, lo que a las medidas que en algún momento llamaron del Consenso de Washington, así se la llamaba en la década de los ‘90, después de un acuerdo donde las privatizaciones, la desregulación financiera, la flexibilización laboral eran moneda corriente del sentido común de las políticas que había que aplicar, es decir, de la dominación hegemónica del capital financiero respecto de lo que tenía que hacerse. Y eso es lo que recetan permanente insistentemente desde el FMI. Entonces, efectivamente digo, tengan en cuenta un monitoreo cada tres meses implica un sometimiento general de la política económica a los intereses del FMI y en gran medida de Washington, porque Estados Unidos tiene más del 16 por ciento de los votos dentro del FMI y en el FMI hay 190 países que participan, pero no todos tienen la misma incidencia. Y como las decisiones centrales se toman por el 85 por ciento de los votos totales, Estados Unidos tiene veto en todo lo que se hace.

    Y eso me lleva al otro elemento central que condiciona el FMI, que es la política exterior. Como vos necesitas el acuerdo del FMI, porque aunque los burócratas del Fondo Monetario tejen la letra del acuerdo, después las aprobaciones políticas son decisiones políticas de los Estados y entonces Estados Unidos tiene el papel clave. Entonces es un enorme factor para presionar en el alineamiento de la política exterior de los distintos países con lo que quiere Estados Unidos. Bueno, y esto, esto implica, insisto, una década de acuerdo, es el tipo que se está negociando y en este caso, a partir de convalidar una estafa verdaderamente obscena, porque es un acuerdo donde el Fondo Monetario Internacional violó todas sus normas para para dárselo a Argentina, donde el propio Gobierno ha denunciado que la plata que entró por una ventanilla fue a fugar capitales para beneficiar a los fondos amigos de Macri sin pasar por el Congreso. Y pese a todo esto, que es verdaderamente flagrante porque cada país aporta una cuota determinada al FMI, y entonces en función de esa cuota, son los préstamos a los que pueden aspirar a recibir. Acá el FMI le dio una cifra mucho más grande, más del doble en realidad de lo otorgado. En realidad era más a la Argentina de lo que podía aspirar en función de un apoyo económico del gobierno de Macri.

    Y a pesar de todo esto, de que los trabajadores y los sectores populares, no han visto un solo peso favorable, va un dólar en este caso, al desarrollo económico y a la infraestructura de lo que entró del FMI. Sin embargo, se le va a hacer pagar al pueblo trabajador. Esto es muy grave porque, insisto, va a implicar toda una orientación económica en función de fortalecer las reservas, es decir, para acumular dólares, para pagarle al Fondo. Y eso significa menor presupuesto para educación, para salud, para obra pública, para construcción de viviendas. Obvio, los salarios de los estatales, las jubilaciones, sobre todo. Hay que terminar de ver a qué otras cosas viene atado el acuerdo. Porque muchas veces estos acuerdos implican lo que ellos llaman reformas estructurales, cambios que tienen que ver en mayores niveles de flexibilización laboral, que es la agenda que vienen sosteniendo las grandes patronales, transformaciones regresivas de los sistemas jubilatorios. O sea, que el Estado gaste menos en jubilaciones. Digo para sintetizarlo, y tenga más recursos para pagarle al Fondo Monetario. Y olvidate, insisto, de un plan masivo de obra pública de construcción de viviendas populares, por ejemplo. No hay acceso a los servicios a la población que no lo tiene.

  •  A ver, lo que se está tratando de crear es un sentido común de que no hay alternativa más que pagarle al FMI. Margaret Thatcher en Inglaterra, cuando empieza la aplicación de las políticas del neoliberalismo, había acuñado justamente esa frase “no hay alternativa”, se lo llamaba el ‘pensamiento tina’ de que no quedaba otra que aplicar las políticas neoliberales. Y ahora hay una suerte de construcción de un consenso para decir bueno, es malo lo del FMI, entonces hay que tener lo menos malo de lo malo no hay otra. Si no se le paga al FMI es peor, va a ser una catástrofe, viene una devaluación, un golpe de mercado, etcétera. Nuestro planteo implica tomar toda una serie de medidas para evitar esa consecuencia. Primero es la denuncia de la deuda como una deuda odiosa, un concepto, una figura, digamos que existe en el derecho internacional, que es cuando las deudas se hacen, se toman justamente para perjudicar a los pueblos en el conocimiento de los acreedores, que la deuda tiene ese carácter. En realidad no es solo la deuda con el FMI, sino la deuda con los acreedores privados, que tiene el carácter de deuda odiosa que este Gobierno ya convalidó y que fue una deuda emitida a tasas mucho más altas que las que existían en el mercado internacional y que fueron a favorecer justamente a los amigos de Macri, Toto Caputo y otros miembros del Gobierno. Y cuando los acreedores internacionales ya bajan la cantidad de préstamos, Macri va al FMI para favorecer a esos mismos fondos de inversión, para decirles ‘che acá está la plata que les vamos a pagar, salgan de las posiciones’, etc.. En vez de haber denunciado el conjunto de este mecanismo de endeudamiento como una deuda odiosa, el Gobierno la aceptó, renegoció la deuda de los privados y ahora se apresta a hacer lo mismo con la del Fondo Monetario Internacional.

    Ahora bien, si vos desconoces esta deuda, la denuncias como odiosa, no la pagas, para evitar que te den un golpe de mercado tenés que tomar dos medidas centrales que obviamente afectan los intereses capitalistas e implican el desarrollo de una movilización popular para sostenerlas, como son la nacionalización de la banca para evitar la fuga de capitales y la nacionalización del comercio exterior, también para evitar golpes de mercado, devaluaciones, etc. Entonces estas son medidas centrales que tienen que ir ligadas a todo proceso de desconocimiento soberano de una deuda que es una estafa. Por eso, entre los puntos que vamos a levantar en la convocatoria del 11/12 está ‘la estafas no se pagan’ porque es verdaderamente una estafa. Una estafa que obviamente viene precedida de otras estafas, donde todo el ciclo de endeudamiento moderno de la Argentina empieza ya pega un salto cualitativo con la dictadura militar, donde esta tiene resoluciones judiciales como el famoso fallo del juez Ballesteros, donde se establece que se cometieron 477 operaciones ilegales, como mínimo constatadas en la toma de esa deuda, que era en gran medida deuda privada estatizada, o sea deudas de las grandes empresas que las estatizaron, es decir esto que son privativas de todo, ahí fueron estatistas, siguiendo la máxima del capitalismo de socialización de las pérdidas, privatización de las ganancias y luego continuaron toda una serie de estafas de todo este siglo y desde la caída de la dictadura, los distintos gobiernos han sostenido esto mismo: no hay alternativa, no hay otra que someterse al Fondo. Bueno, así llegamos del 4 al 40 por ciento de pobres. Así llegamos a que cada dos pesos que tenía un trabajador en el bolsillo en el ‘74 hoy tenga la mitad, tenga uno.

    Esta decadencia nacional que viene teniendo nuestro país está muy ligada a esto que nos han tratado de convencer de que no hay otro camino que someterse al FMI, a los acreedores y al pago de esta deuda. Entonces nosotros planteamos muy claramente, no decimos que es un camino fácil, pero decimos que alguna vez hay que decir basta. Se terminó este sometimiento, porque lo otro es que este 40 por ciento de pobres está queda consolidado, este nivel salarial bajísimo y de jubilaciones queda consolidado o en peores condiciones, esa es la perspectiva para toda la próxima década. Esta situación donde vos tenés 6 de cada 10 pibes bajo la línea de pobreza. Bueno, es obvio que atado al FMI no la vas a revertir. Nosotros no somos ingenuos, decimos hay que afectar los intereses de los que más tienen, de los que se benefician de este fenómeno de endeudamiento y fuga. Porque obvio, la contracara de este ciclo de endeudamiento que provoca altísimos niveles de pobreza, precarización laboral, indigencia, miseria, etcétera, es que los ricos se llevan sus recursos a paraísos fiscales, donde tienen prácticamente más de un PBI, porque sus ganancias las consolidan en dólares, la fugan y allá van los recursos que genera la riqueza nacional. Entonces, o se frena este drenaje permanente de recursos. O bueno, la Argentina tiene como destino continuar con esta decadencia permanente y persistente e incluso la apertura de nueva crisis de deudas con estallidos, porque ni bien termina el plazo de gracia y vos tenés que sumar lo que hay que pagar de los acreedores privados, más lo que hay que pagarle el FMI. Y nuevamente se ve que no vas a tener recursos para pagarlo.

    Por eso hay que desarrollar una enorme movilización, un gran proceso de movilización popular contra este pacto, contra todo lo que va a implicar. Ya va a tener una piedra de toque en la votación del presupuesto y las llamadas leyes plurianuales, que son leyes acordadas con el Fondo Monetario, es lo que pide el Fondo Monetario Internacional. Nosotros dijimos en la campaña electoral que los puestos que lograse el FIT en el Parlamento iban a estar al servicio de la movilización, de la lucha en las calles. Y bueno, justamente esto es lo que tenemos que poner, creo que nadie puede ser indiferente a esto, nadie que luche por sus propios reclamos, por su salario, en contra de los despidos, en contra de la precarización, en defensa del medio ambiente porque la otra cara de juntar dólares es profundizar las políticas de extractivistas, que luche por la defensa de la educación y la salud pública o el propio movimiento de mujeres, donde las mujeres son en gran medida, la mujer trabajadora, la principal víctima de muchas de estas políticas de ajuste, nadie puede quedar por fuera de mostrar el día 11 que somos muchísimas y muchísimos los que rechazamos este pacto con el Fondo Monetario y el pago de esta estafa que ha sido todo este ciclo de endeudamiento.

  •  La movilización de este 11/12, es un primer paso de una campaña política permanente. Esta voluntad la hemos manifestado todas las organizaciones que nos venimos reuniendo para convocar, de darle continuidad a esta coordinación que se está impulsando entre organizaciones de trabajadores y trabajadoras, ocupados y desocupados, movimiento estudiantil y organizaciones sociales de diverso tipo, ambientalistas, etc. y fuerzas políticas. Obviamente están todas las fuerzas de la izquierda, no solo el FITU, están dentro de esta convocatoria. Así que creo que va a ser verdaderamente multitudinaria y un punto de partida, el inicio de un plan de lucha para enfrentar este pacto con el Fondo Monetario Internacional y todas las consecuencias que se derivan de este pacto.


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias