×
×
Red Internacional

Gatillo fácil. "La gorra persigue pibes pobres": comienza el juicio contra el asesino de Nicolás Vázquez

El 18 de febrero comienza el juicio contra el ex comisario Héctor Amarilla, quien mató a Nicolás Vázquez, de 18 años, de un tiro en el cuello el 25 de septiembre de 2013. Familiares y amigos, convocan a acompañar a las 8 hs. en Larroque y Camino Negro, Lomas de Zamora.

Violeta Lavinia Equipo Técnico de Infancias y Adolescencias

Viernes 11 de febrero | 09:52

Después de 9 años del asesinato de Nicolás, y luego de dos suspensiones, el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Lomas de Zamora, dispuso fecha para que se inicie el juicio contra el ex Comisario Héctor Amarilla, quien estuvo prófugo por 5 años.
Anahí Vazquez, hermana del joven, junto a familiares, convocan a amigos, organizaciones y todo aquel que pueda acercarse a acompañar el proceso, los días 18 y 24 de febrero, desde las 8 hs. en la puerta del Tribunal. “La gente tiene que luchar en la calle, por la memoria de los pibes, y para que estos casos no queden impunes”, refiere Anahi.

El 25 de septiembre de 2013, Nicolás había ido a una casa de indumentaria deportiva y al salir fue acusado de robo. El comisario Amarilla, quien estaba de civil y se encontraba trabajando como custodio del local, lo persiguió y le disparo un tiro en el cuello. Nicolás se encontraba desarmado, asustado y con las manos en alto.
El ex comisario quiso simular un enfrentamiento, se disparó un tiro en la pierna, y se presentó en la comisaria, horas más tarde, con dos armas: la reglamentaria y otra con el numero limado, que luego se demostró que era de otro agente.

Desde un principio, desde las fuentes policiales se sostuvo la historia de Amarilla, sin embargo varios testigos comenzaron a afirmar que vieron al comisario dispararle a Nicolás.

Desde ese momento, la familia lucha para que otro hecho de “gatillo fácil” no quede impune, presionando al sistema judicial a que realice las investigaciones que correspondían. Nunca recibieron la colaboración de ningún funcionario de la intendencia de Darío Díaz Pérez, ni del gobernador Scioli, ni de ninguno de los que vinieron después.

“El estado es un estado ausente, que persigue a los pibes, y que no les da posibilidades”, sostiene Anahi, quien lleva largos años recorriendo pasillos y oficinas judiciales, y agrega: “en las marchas que organizamos, tuvimos que correr a los amigos de Nico, porque la gorra los marcaba y los amedrentaba”.

Te puede interesar: Carla Lacorte: “Hace veinte años sobreviví, hoy sigo luchando contra el gatillo fácil que no cesa”

Esa maldita policía, los recursos a disposición de reprimir

En medio de una crisis social y económica, de un acuerdo millonario con el FMI, las prioridades del gobierno de Alberto son claras. Pero no son conjeturas lanzadas al aire, son realidades concretas a la hora de destinar recursos para la represión, y en cuanto al aparato represivo del estado, sus fuerzas policiales son el claro ejemplo de cuál es la salida desde donde se piensa esta crisis. Además, es necesario mencionar que en momentos de mayor crisis social como la actual, la policía cobra mucho más peso en las políticas de represión y control social a la población, lo que implica un envalentonamiento de su accionar cotidiano.

El Ministro de Seguridad, Sergio Berni, contará con $261.816.673.000, esta es la inversión más grande en esa cartera según dichos del Frente de Todos, un 6,1 % más que el 2021. Obviamente, las áreas de educación, vivienda, salud no contaran con esa suerte. La misma policía que, para noviembre del 2021, según la Comisión Provincial de la Memoria, contaba con 100 personas muertas por el uso de su fuerza criminal en el territorio bonaerense; jóvenes en su mayoría con un promedio de 26 años de edad.

Te puede interesar: El Presupuesto 2022 de Kicillof: más para Berni, policías y cárceles, menos para salud y educación

Sin ir más lejos, en diciembre de 2021, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aumentó el salario de la policía bonaerense (y al personal del Servicio Penitenciario) en, aproximadamente, un 54 %, representando un incremento a estas fuerzas de "seguridad" por encima de la inflación. Mientras, que los docentes bonaerenses tuvieron apenas un aumento del 45,5 % anual en ese mismo año.

Cuando la crisis se agudiza, lejos de buscar una salida, el gobierno nacional, hace uso de su aparato represivo para contener. Los pibes en los barrios son el blanco donde apuntan estos mecanismos de control social, con razias, persecución en las barriadas, hostigando a los jóvenes, hasta llegar a matarlos por el solo hecho de “portación de rostro”.

Como dice Anahi “la lucha es en las calles, para que los pibes no sigan pagando las consecuencias”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias