×
×
Red Internacional

Un año después de la ofensiva israelí en Gaza, la reconstrucción no ha comenzado; ni para los edificios de la ciudad ni para las vidas destrozadas, dijo el Dr. Akihiro Seita, Director del Departamento de Salud de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos.

Martes 14 de julio de 2015

Una mujer y una niña lloran tras un nuevo ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza.

Su colega, el Dr. Ghada Al-Jabda, jefe de campo del programa de salud en Gaza por la agencia de refugiados, se hizo eco de ese sentimiento. “Las mujeres y los niños siempre han sido los primeros en pagar el precio durante y después de cada incursión militar en Gaza”, dijo a Women In News en una entrevista telefónica.

Los 50 días de conflicto durante julio y agosto 2014 dejaron terribles resultados: 2.104 palestinos muertos, de los cuales 748 eran mujeres y niños. Además, más de 100.000 viviendas de refugiados fueron dañadas o destruidas, según la ONU. Las consecuencias del conflicto están afectando a las familias en varios niveles, con las mujeres y los niños siendo fuertemente impactados, ya sea por el matrimonio precoz, el aumento de la violencia o las complicaciones en el embarazo.

Junto con las sucesivas intervenciones militares y la inestabilidad política, el territorio palestino ha sufrido un bloqueo impuesto por Israel desde 2006. Como resultado, los residentes de Gaza apenas pueden salir del enclave.
Uno de los resultados de ese aislamiento, es una alta tasa de matrimonios precoces (al 33 por ciento). Aunque podría haber algunos factores culturales, Al-Jabda explicó que las tensiones económicas y un futuro incierto, han contribuido principalmente a la subida de los matrimonios precoces.

El matrimonio precoz tiene repercusiones sociales y de salud para las niñas. Al tener lugar durante la adolescencia, no solo puede impactar negativamente el sentido de la identidad y la confianza de una chica, sino que además el embarazo a una edad temprana es más riesgoso para el bebé y la madre, y puede llevar a la muerte.

Además de los riesgos de quedar embarazada durante la adolescencia, el estrés provocado por los sucesivas incursiones por parte del ejercito israelí, puede causar partos prematuros, abortos involuntarios y muerte en los recién nacidos.
Hace dos meses, Al-Jabda vio como una joven de 18 años de edad, murió después de su segundo embarazo. "Es un crimen social. Ella es una de las víctimas de esta difícil situación que afecta a las familias, especialmente a las que son más pobres".

Gaza tiene la tasa de mortalidad materna más alta - 26,4 muertes por 100.000 nacidos vivos - fuera de los cinco ámbitos cubiertos por la agencia de refugiados, que también incluye el Líbano, Siria, Cisjordania y Jordania, según el informe anual de la salud de la organización.

Otro aspecto del sufrimiento de las mujeres y las niñas como resultado de la inestabilidad continua y el bloqueo en Gaza es un aumento de la violencia basada en el género. Al-Jabda dijo que el número de casos de este tipo de violencia después de la guerra se ha incrementado dramáticamente en comparación con los números anteriores al conflicto del año pasado.
De 500 casos de violencia de género reportados antes de la intervención, se registraron 795 entre septiembre de 20014 y abril de 2015.

El bloqueo continuo también está afectando a la calidad de la atención neonatal. "Las madres no tienen acceso a los servicios de atención más avanzados, lo que podría salvar a varios bebés prematuros", dijo Akihiro, y agregó que las unidades cercanas más avanzadas de atención neonatal son en Israel o Jerusalén Este, lo que es de imposible acceso para los residentes de Gaza.

Durante el conflicto del año pasado la agencia de refugiados volvió 92 escuelas en refugios en toda la Franja de Gaza y cada lugar recibió a más de 3.000 personas desplazadas internamente. Durante esos 50 días se registraron 344 recién nacidos en esos refugios improvisados, donde la gente se encontraba hacinada.

Al-Jabda aún recuerda una mujer palestina embarazada que llegó a una de las escuelas en los primeros días del conflicto. “Esa misma noche entró en trabajo de parto, pero se mantuvo en silencio para no ser trasladada a un hospital y posiblemente ser blanco de los soldados israelíes. Durante 24hs no pudo ir al baño ya que el lugar no estaba preparado para albergar mujeres embarazadas, estaba acostada sobre un cartón en el piso con su hijo recién nacido", dijo Al-Jabda.

La agencia de refugiados tiene un total de 21 centros de salud en toda la Franja de Gaza, siete de los cuales fueron cerrados durante el conflicto.
El bloqueo y las ofensivas israelíes afectan también la salud mental de los residentes de Gaza, especialmente los adolescentes que han sido testigos de tres o cuatro intervenciones - desde junio de 2006 hasta agosto de 2014. "Es muy traumático para los adolescentes y niños, cada dos o tres años tienen conflicto y eso tiene un efecto grave en ellos ", dijo Akihiro.

Fuente: Women In News




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias