×
×
Red Internacional

Opinión. Newell’s - San Lorenzo: empate con un gusto a derrota que ni te cuento

En Rosario, a cancha llena, San Lorenzo no quiso arriesgarse a ganar. Jugó con un hombre más durante 30 minutos y solo pateo al arco una vez. Incluso pudo perderlo en la jugada final, San Torrico.

Maximiliano KevorkianRedacción deportes @MoshSL

Viernes 10 de junio

Empate Vergonzoso

San Lorenzo, jugó un partido por el puntito. Mezquino como pocos, con una falta de ideas y ganas de ganar simplemente abrumadoras.

Dentro de lo aburrido que fue el partido, Newell’s tuvo algunas jugadas claras (como esa neblina fina). Tiros al arco en general poquito, casi nulos. El equipo rosarino tuvo la pelota todo el partido, pero su falta de profundidad y definición ayudaron al visitante.

Las jugadas clave, después de un primer tiempo no avalado por oculistas, vinieron en lo poco que hicieron en la segunda.
La línea de 5 del fondo de San Lorenzo, totalmente condicionada con 3 amarillas, fue una invitación al desborde. En dos oportunidades lo hizo el rojo y negro: en la primera el árbitro inventó un penal que desde otro planeta se veía que no era (con expulsión mediante, por suerte el VAR rectifico el horror de Silvio Trucco). La segunda oportunidad fue cuando el local contaba con uno menos (que jamás se sintió) pero el remate se fue desviado.

La mejores jugadas del partido llegaron a los 95’ con Cerutti y un remate que se fue apenas al costado del ángulo, por parte de Newell’s un tiró al palo y una salvada tremenda de Torrico.

El rincón del hincha

Por que jugó todo el partido Ortigoza? Un hombre que no está ni para 15 minutos estuvo 96. Jamás se sintió el hombre de más gracias a que el 20 estuviera en el campo de juego.

Cuando mejor pudo haber aprovechado las circunstancias, Insúa saco a Agustín Martegani, el pibe con más claridad y creatividad para que ingresé Barrios a hacer menos que poco.

Los pibes son descomunales, dejan todo y no les pesa la camiseta. Muy sólidos en la defensa, de lo poco "bueno" que hubo en la proyección de ataque (cuando el equipo se olvidaba de ir a buscar el empate).
Son la base, junto a 3 o 4 buenos refuerzos (baratos, pero de jerarquía y experiencia)

Basta de Ceruti, Ortigoza, Bareiro, Zapata. El hincha está harto de estos jugadores y se expresa constantemente en las redes.

El rumor, a horas de finalizado el encuentro, es que el técnico no hizo cambios y mantuvo al lastre de Ortigoza para demostrar a la dirigencia que sin refuerzos no se puede. De sobra se sabe que esto es así, la ausencia de nuevos jugadores no ayuda en nada; pero, de ahí a no ganar por capricho... Atenta contra la salud de los hinchas, ni hablar del tema promedios del año que viene.

San Lorenzo es grande, por su historia, por su hinchada... basta de jugar al equipo chico. basta de jugar con los sentimientos de la gente.

No se aguantan más los manejos de una dirigencia ausente en cuanto a la búsqueda de un San Lorenzo protagonista a nivel nacional e internacional, muy por debajo de sus aspiraciones personales y sus negociados.

El fútbol y el club no van por caminos separados, el desastre institucional, la falta de conducción y una figura clara que tome decisiones... Genera un caos total. Ni hablar la falta de pagos, a empleados y deportistas, la nula inversión en las instalaciones.

San Lorenzo vivió un veranito con la llegada de Insúa, que pasó más rápido que un fórmula 1.
Bienvenidos al invierno más crudo, a la continuación del desastre que vivimos el torneo pasado (los torneos pasados) y que de no dar un vuelco total, nos depara un abismo del que va a ser casi imposible salir.

Hacemos historia o somos historia

El momento de pelear por el club es ahora, ya. Después siempre es tarde. Independiente, River... Pensaron en "después". Contra los que manejan desde arriba el fútbol, los que otorgan penales inexistentes y utilizan el VAR como herramienta de represalia hacia el club, a los diriempresarios que tienen nicho en San Lorenzo y poco les importa desaparecerlo... A todos los responsables de una comisión directiva, que despedaza al ciclón, ningunear y dilata la vuelta a Boedo, solo utilizándola como plataforma electoral... A Matías Lammens que usa a su "amado" y "querido" San Lorenzo como trampolín político.

A todos y cada uno, los únicos que los pueden enfrentar son los socios, los verdaderos dueños históricos del club.
Sin luchar, sentados mirando como todo pasa... Todo ya está perdido. Es hora de despertar, de luchar y ganar al club para los socios e hinchas, los únicos capaces de revertir este desastre histórico, los que realmente llevaron y llevarán el estadio a Avenida La Plata.

Socio refundador número 12870




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias