×
×
Red Internacional

Crónicas metropolitanas. Nuevo local del PTS en Varela: "Acá ya tenemos un grupo de trabajo, hay que empezar a mover"

La Izquierda Diario se acercó a la primera asamblea abierta de trabajadores, trabajadoras y estudiantes que se realizó este sábado en el local y dialogó con participantes.

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Escuchá esta nota
Miércoles 17 de agosto | 00:30
  •  Una siempre trabaja, no soy desocupada, sino desempleada. No tengo trabajo formal, pero tengo que llevar de comer a mis hijos y yo misma tengo que vivir.

    Eliana es de San Francisco Solano, villa La Florida. Tiene 34 años y es mamá de tres criaturas. Conversa con La Izquierda Diario (LID) en la esquina del flamante local del PTS - Frente de Izquierda Unidad, en Florencio Varela.

  •  Estaría bueno atraer a personas que necesiten llevar la comida a su casa y de esa manera ayudarnos. Generar trabajo y a la vez esa organización de ayudarnos entre sí. También me parece interesante, como escuché en la asamblea, apoyar otras luchas como el caso de docentes, ferroviarios, diferentes obreros que están peleando. Nosotros tratar de acompañar aunque no seamos obreros o parte de esa lucha, sí como parte de un partido, de un espacio.

  •  Acá ya tenemos un grupo de trabajo, hay que empezar a mover- dice Alejandro, trabajador de comercio en Capital Federal que vive en Quilmes, de 41 años. Está con Claudio (35), docente ATR de Villa Fiorito y Tomás (25), profe miembro de la agrupación Marrón, de Quilmes oeste. Llegaron a la asamblea por “amigos de la vida”. Dicen que les hubiera gustado irse con comisiones de trabajo armadas, pero que a eso lo van a organizar en el grupo de whatsapp.

    Acaban de participar de una primera asamblea abierta con docentes, ferroviarios, estudiantes, repartidores, jóvenes precarios y precarias de la zona, en esa esquina de Solís y Yapeyú.

    Votaron importantes resoluciones, como movilizar contre el ajuste del FMI y por el triunfo de las luchas junto al sindicalismo combativo, las organizaciones piqueteras y la izquierda este 17 de agosto.

    ¿Cómo unimos a la clase trabajadora?

  •  Primero lo escuché a Juan, que contó lo que pasó en 2001. Yo tenía 13 años, me acuerdo de mis viejos… Ellos tomaron la fábrica de cerámicos y la pusieron a producir cuando cerró. Para mí está buenísimo.

    Eliana se refiere a Juan de Zanon, fábrica ceramista recuperada que produce como una cooperativa sin patrones desde 2001. Continúa:

  •  Pero yendo a la realidad. Yo soy estudiante, sin trabajo, ama de casa, tengo mis hijos. Dejé la escuela a los 16 cuando murió mamá y empecé a trabajar en gastronomía, de noche. Así no podía ir al otro día a la escuela. Terminé en el Fines, iba con mi bebé. No quiero dejar el terciario pero ya empecé dos veces y tuve que dejar. Mis hermanos dejaron la escuela en séptimo y noveno. Venden alfajores y golosinas en los colectivos y el tren. En la pandemia vendían en los semáforos. Nosotros, en esta crisis ¿qué fábrica vamos a tomar? Ahí el compañero ferroviario le dio en la tecla a lo que yo estaba pensando: no podemos tomar fábricas pero los que tienen trabajo pueden crear puestos de trabajo nuevos y así trabajar menos horas ellos.

    Marcelo “Cucha” González, fue trabajador ferroviario hasta que se jubiló, hace poco. Se presenta como “referente de la lista Naranja del ferrocarril y del PTS”. Participa de la asamblea con pantalón y camisa de jean de Trenes Argentinos.

  •  En Zanon tomaron la fábrica y lucharon, pero a la vez tuvieron una política hegemónica hacia el resto de la sociedad. Es parte de las ideas socialistas, pensar cómo la clase obrera acaudilla al resto de los sectores populares, como desocupados, pequeños comerciantes. Dieron trabajo a desocupados, tuvieron política hacia docentes, la población mapuche, fueron a la universidad. Por eso la lucha de Zanon está relacionada con el sistema socialista que queremos, porque tuvieron política hacia todos los sectores. A ellos los quisieron desalojar muchas veces y no pudieron porque todos esos sectores vinieron a apoyarlos. Incluso donaron cerámicos a las cárceles. Es en chiquito lo que queremos los que peleamos por una sociedad distinta y acabar con la explotación y la opresión. Es un ejemplo práctico. Ahora también están los compañeros de Madygraf. Nosotros en el ferrocarril tomamos cosas de Zanon en la lucha de 2010 por el pase a planta de los tercerizados. Entraron compañeros de organizaciones de desocupados gracias a esa pelea y nosotros reincorporamos a despedidos en el ferrocarril.

    Te puede interesar: Asamblea abierta en Temperley. Avanza la organización de trabajadores y jóvenes de la zona sur del GBA

  •  ¿Usted es de la conducción del sindicato del ferrocarril? - pregunta un joven.
  •  No, nosotros integramos la lista Naranja que es la oposición a la burocracia sindical en la línea Roca. En esa época al sindicato lo manejaba Pedraza que mandó a matar a Mariano Ferreyra. Hoy hay otros compañeros que están en la asamblea de Lomas, que fueron los que lograron el pase a planta permanente de los tercerizados del Roca. Como contaba Juan en Zanon: gracias a las asambleas. Eso lo organizamos nosotros. Primero, el volante para difundir ideas, después charlar con los piolas, después mostrar las diferencias entre un tercerizado y un efectivo y después ellos mismos, por la bronca, porque cobraban la mitad, se organizaron. En total pasaron a planta permanente 3300 tercerizados de todos los ferrocarriles gracias a esta lucha. No lo esperábamos. Un día estábamos haciendo una pintada en un paredón de Constitución. Un compañero de la agrupación, militante del Partido, dice “poné pase a planta de los 1500 tercerizados del Roca”. Estaba un pibe tercerizado que hoy milita y le dice, “che pero ¿vamos a pasar los 1500?”. Porque nunca había pasado algo así. Veníamos de la derrota de los 90, contra las privatizaciones. Y sí, se logró, con lucha dura, mucha pelea política con el Gobierno y con otras agrupaciones que querían agarrar plata. Pero hubo una decisión firme, las asambleas, el método de lucha y pasaron 3300 en todo el ferrocarril.

    ¿Cuál es el método de lucha?

  •  ¿Pero cuál es el método de lucha? - pregunta una joven desde el fondo del salón. Dice que ya ha tenido experiencias que fracasaron. Juan toma el guante:
  •  Hay un hilo de organización del Movimiento Obrero que no nació ayer, que ya hizo revoluciones y que tiene un método que es la democracia directa de la clase trabajadora. El método es la asamblea y la democracia de los trabajadores y las trabajadoras, donde no es que alguien viene y dice hay que hacer esto y los demás votamos lo que dice. Raúl Godoy, (dirigente de la lucha en Zanon, NdR), perdía asambleas, perdía mociones, porque el método era democrático. Nosotros proponíamos y discutíamos. La moción de tomar la fábrica, es una decisión que tenés que votarla, te mirás a la cara, acosados por la policía que amenazaba con desalojo. No es que Raúl Godoy se paró y dijo "hay que tomar la fábrica mañana". Fue un compañero que era delegado con una ideología conservadora pero muy democrático. Porque nosotros al usar el método de la asamblea, hasta el compañero con una ideología más conservadora, decía "si no pasó por la asamblea no vale". Ese método es el que trasladamos a todo lo que hacemos. El Partido tiene un método y tiene un programa que vota en cada Congreso hasta el próximo período. Para evitar la burocratización hay que proponer el método asambleario permanentemente, la rotación de cargos que es muy importante para que un burócrata no se siente eternamente.

    Te puede interesar: Con los sectores combativos y la izquierda. Morón: "Este 17 ganamos las calles contra el ajuste del gobierno y por una salida de los trabajadores"

    Graciela es docente. "No quiero decir mi edad porque soy coqueta", arranca y completa:

  •  En los 90 estaba naturalizado que si te echaban te ibas a tu casa a llorar. El movimiento de fábricas recuperadas y Zanon en particular sentaron otra realidad. Pero es una experiencia que viene de más atrás. En el año 75 yo iba a la primaria. Cuando había huelga general, no había nada, no había sonido en la calle más que la protesta. Planteo esto para las generaciones que no lo vieron: la fuerza que tiene la clase obrera. Hay otra idea que la burguesía quiere naturalizar, que es que si sos tercerizado o un ATR sos un paria, que te pueden echar y ya. Nosotros aportamos como Partido, que es fundamental la unidad, que la clase obrera es una sola, combatimos la mierda de dividir entre contratados y efectivos, entre bolivianos y argentinos, ocupados y desocupados. Somos los primeros en pelear por la democracia directa y la asamblea, pero también entendemos que las cosas se dan vuelta y que el ajuste se enfrenta con la acción directa, de los trabajadores, de las masas, de la juventud. En los 70 clase obrera dio una enorme respuesta a pesar de sus direcciones, por eso el golpe del 76. Pero no está escrito que esa tiene que ser la realidad si desnaturalizamos y nos juntamos.

    "En momentos de crisis la gente sale"

    A Andrés la asamblea le pareció “muy participativa, el que pedía la palabra podía hablar”. A Claudio, “un encuentro completamente asambleario, en donde hubo intercambio, trabajadores que enfrentaron la privatización en los 90, la juventud. Hay que mantenerlo vivo y ya surgieron algunas resoluciones, ya hay una agenda para trabajar”. A Tomás, “un gran acierto que distintos sectores de la clase trabajadora debatan sus problemas. Ahí es donde se ve la importancia de coordinar, la lucha en común para conquistar la vida que merecemos”.

    “Ahora vivimos completamente ajustados. no alcanza y lo que viene es peor, tarifazos. En momentos de crisis la gente sale. Venimos organizados históricamente, la clase trabajadora tiene experiencia de lucha. En este tipo de situación es importante estar organizados, salir a hablar, comentar más estos espacios de debate, tomar decisiones en colectivo. Otra cosa que me gustaría destacar que dijo el compañero Juan, es esto de que su generación en los 90 venía sin experiencia, de la gran derrota de la dictadura, que aniquiló todos los movimientos populares y revolucionarios de Latinoamérica. Pero ahora estamos más organizados y tenemos más experiencia”.

    "El control obrero impuesto por trabajadores"

    “No tengo ojos verdes, ni uso gorrita”, dice Juan cuando se presenta a la asamblea. El plan inicial era que estuviera Raúl Godoy, que se enfermó. Hace el chiste pero sabe que su experiencia es igual de valiosa. Por eso se para y mira a todos y a todas a la cara. Aclara que Zanon no es una panacea, la gestión de la cooperativa tiene muchas dificultades porque el sistema sigue siendo capitalista. Pero es un jalón y un punto de referencia para la lucha de la clase obrera internacional.

    Te puede interesar: Historia reciente. “Zanon, el hilo rojo”: mirá la serie de la fábrica sin patrones ocupada en 2001 y que es un ejemplo de lucha vigente

  •  Yo entré a trabajar en el 96 a Zanón. Cobrabas mucha plata. Tenías una obra social y una calidad de vida muy buena. No se comparaba con otros trabajos. Era un lujo, como te decían ellos “entrar acá es un privilegio”. Pero lo que yo no sabía, que lo descubrimos después los pibes de mi edad que entramos a trabajar en ese tiempo, es que todo ese lujo que uno veía en los 90, era a costa de, por ejemplo, que los ferrocarriles cerraran y que compañeros como el Cucha vivieran la privatización con miles de despidos. Fue derrotar al Movimiento Obrero. Después del corte de la dictadura, en los 90 el neoliberalismo continúa esa pelea. Entonces después entramos nosotros, la generación nuestra que era lo más estúpida que había porque no éramos políticos, no había politización en las escuelas. Estaba el neoliberalismo, un dólar un peso, la gente se iba a Brasil de vacaciones, a Europa, la gente con mejores salarios se compraba la casa. Había muchos compañeros de Zanon que compraban autos. Y después de que se pudrió todo se los embargaban, se los sacaban. Un compañero de Zanon les decía “Menem te lo dio, De la Rua te lo quitó, ¿te das cuenta lo que es la vida?”. En la situación que vive el país hoy, estamos entrando en un período de precarización que ya venimos arrastrando. El tendal de desocupados también se está equiparando a los 90, con la diferencia de que hoy están más organizados, están las organizaciones sociales y el movimiento piquetero, que es algo que quedó del 2001. En ese momento, también surgió el movimiento de fábricas recuperadas, que nosotros con Zanon fuimos parte, sin saber que iba a ser una lucha nacional. Empezamos una lucha por un mediano sueldo, después porque nos abandonaron en la fábrica, nos echaron a todos para cerrar y nuestro reclamo era la continuidad laboral. Terminamos con una toma, con todo lo que han visto en las películas que hay, los libros que se han escrito: el control obrero impuesto por los trabajadores.

    Nuevo local de la izquierda socialista en Varela: a empezar a moverse

    LID - Si tuvieran que salir de acá a contarle a un amigo o amiga de qué se trata esto para que se sume, ¿qué le dirían?

    Claudio - Venite a charlar, a escuchar un poco sobre la realidad que estamos viviendo, es un espacio completamente abierto, tranqui, buena onda. Quizás muchos no vienen porque dicen uh acá me van a estar hablando dos horas de política, bajando línea…

    Andrés - Y pero la sociedad despolitizada ¿cómo está? ¿vos te pensás que a un chabón le decís vení, vamos a discutir de política…?

    Claudio - No, discutir de política no, pero decirle che loco vamos a hablar de la realidad.

    Andrés - A mí me parece que hay que poner un plus.

    Claudio - Bueno sí, después organizamos un evento. Se habló de talleres, hay un montón de cosas para hacer.

    Andrés - Acá ya tenemos un grupo de trabajo, hay que empezar a mover.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias