×
Red Internacional

Fue juzgada por besar a su esposa en la plaza de Constitución en el 2017.Mañana se realiza la audiencia y es esperada con mucha expectativa por distintas organizaciones de la diversidad y los derechos humanos que convocaron a activar en redes sociales con el hashtag #AbsoluciónParaMarian.

Tomás Máscolo@PibeTiger

Martes 16 de febrero | 10:36

Mariana Gómez fue detenida por besar a su esposa Rocío Girat en la estación Constitución en octubre de 2017. Fue procesada y acusada de "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves". A principio de junio comenzó el juicio oral y público. La sentencia refleja el nivel de odio y discriminación hacia las lesbianas. "Nosotros solicitamos a la Cámara que anule o revoque la sentencia del TOC 26 y declare a Mariana inocente, que la absuelva", dijo el abogado defensor de Gómez, Lisandro Teszkiewicz.

El 29 de diciembre del 2018 la jueza María Fontoba de Pombo decidió el procesamiento y embargo de Gómez, por considerarla autora penalmente responsable del delito de resistencia a la autoridad y lesiones graves. Procesamiento que dió lugar al juicio que inicio a principios de este mes y en el cual hoy se dictó sentencia.

El fallo lo emitió la jueza Marta Yungano, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 26. Así el Poder Judicial suma a su curriculum otro caso de odio y estigmatización hacia las lesbianas y la comunidad LGTBI. Ellas sólo se estaban besando.

Al escuchar la sentencia Mariana denunció: “Esto no puede ser, los curas pedófilos tendrían que estar presos y no nosotras”. Agregó en exclusiva para La Izquierda Diario "el accionar de la policía es nefasto. Lo fue conmigo y lo está siendo ahora con el caso de Ursula, ahí se ve como se encubren entre ellos, el femicida ya tenía denuncias y es lamentable la impunidad de esa institución.

Podes leer: Justicia por Ursula: Martínez es femicida, pero el Estado es responsable

Tras el fallo de Yungano, Casación debe decidir si revoca o confirma la condena "o resuelve que hay que condenar de otra manera", explicó Teszkiewicz.

"No hubo resistencia a la autoridad en tanto Mariana quiere retirarse del lugar y la orden (de su detención) fue ilegítima porque ella tenía derecho a irse y no había razones para que el policía se lo impidiera diciéndole ’pibe, quédate que vas a ser detenido’. De hecho la normativa prevé como soluciones posibles para ese evento que la persona apague el cigarrillo o se vaya", dijo.

El abogado agregó que "hubo una mala aplicación de la ley de fondo cuando la condenaron por lesiones leves -por arrancarle un mechón de pelo de la oficial Karen Villareal, en el forcejeo- porque para que este tipo de delitos se juzguen tienen que ser impulsados por parte de la víctima y ésta nunca expresó esta intención en ninguna de las tres veces que declaró y tampoco se presentó a las pericias médicas".

A partir de la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario (2010) y de Identidad de Género (2012) y luego de algunas modificaciones, derogaciones y creación de nuevos códigos -como es el Código de Convivencia Ciudadana de la Provincia de Córdoba-, existen figuras vagas que siguen permitiendo de forma indirecta la persecución de personas gays, lesbianas, bisexuales y trans. Amparándose en la ofensa a la “decencia pública” o “moralidad pública” continúan las prácticas persecutorias de odio a la disidencia sexual.

Mirá: Kicillof apoyó a la Bonaerense en medio del repudio a la Policía por el femicidio de Ursula

El caso de Mariana, es un claro ejemplo. También lo es el de Higui de Jesús que luego de ser atacada hoy sigue peleando por su absolución, luego de haber estado presa.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias