×
×
Red Internacional

CRISIS CLIMÁTICA Y ECOLÓGICA. Quemas del Paraná emitieron igual cantidad de carbono que más de 700 000 autos en un año

Un estudio de Greenpeace da cuenta del monstruoso impacto ambiental de las quemas intencionales del delta del Paraná. El agronegocio goza de buena salud y ni rastro de la ley de humedales.

Valeria Foglia@valeriafgl

Jueves 10 de diciembre de 2020 | 20:30
Foto: Sebastián Suárez Meccia.

A través de un reporte sobre focos de calor y emisiones causadas por las quemas en el delta del Paraná en 2020, la organización ambientalista Greenpeace informó que, de acuerdo a estimaciones de la herramienta Global Fire Emissions Database, las emisiones de carbono se incrementaron un 1483 % este año en relación a 2019, llegando a 934 790 toneladas. Convirtiéndolas a CO2, serían 3 427 563 toneladas, un promedio de 740 294 autos en circulación durante un año. Argentina multiplica así su aporte al calentamiento global.

A su vez, en lo que va de este 2020 se detectaron 39 146 focos de calor, mientras que en 2019 se habían registrado apenas 300. Julio y agosto fueron meses particularmente intensos. Las mayores alertas de incendios se dieron entre el 17 de agosto y el 15 de noviembre, y esa primera fecha, el 17 de agosto, tiene el récord focos, con 6609.

Te puede interesar:El Senado aprobó la ley de fuego: límites de una iniciativa “tribunera”

Pese a las denuncias contra terratenientes en sede judicial y la declaración de emergencia ambiental por parte de la cartera de Juan Cabandié, que llegó a apersonarse en las islas entrerrianas, los incendios se mantuvieron activos durante meses y se extendieron por cientos de miles de hectáreas con total impunidad.

Para Laura Vidal, del área de campañas de Greenpeace, “a pesar de su importancia en la regulación del agua y el clima de la región, el delta del Paraná se encuentra amenazado principalmente por la industria ganadera e inmobiliaria. Ante la actual crisis climática, ambiental y sanitaria, necesitamos medidas urgentes y concretas para proteger el delta del Paraná”.

Sin embargo, aunque la ley de humedales pareció avanzar con fuerza vía reuniones de comisión de Diputados durante la crisis de los incendios, la iniciativa quedó fuera del temario para las sesiones ordinarias por no contar con dictamen de todas las comisiones involucradas. La Sociedad Rural agradece. Un despropósito si se considera que su claro reemplazo, la modificación de la ley de fuego, muy criticada por especialistas por tribunera y llena de huecos, tuvo un ascenso meteórico de menos de dos meses hasta su sanción en el Senado.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, un 95 % de los incendios ocurridos a nivel nacional se debieron a intervenciones humanas. Con trescientas mil hectáreas arrasadas por el fuego, Entre Ríos es la segunda provincia más afectada después de Córdoba. A nivel país, la cifra supera el millón de hectáreas quemadas desde comienzos de año.

El delta del Paraná se extiende por 19 500 km2 desde el este santafesino y Entre Ríos hasta los partidos de San Pedro, Baradero, Zárate, Campana, Escobar, Tigre, San Isidro, Vicente López y San Fernando en el territorio bonaerense. Es una zona rica en humedales, ecosistemas donde el agua es protagonista y cuyo aporte esencial es la regulación de inundaciones y el clima en la región, aportando a su vez a mitigar la crisis climática en curso. A más incendios, más emisiones y menos capacidad para restablecer el equilibrio natural en el marco de la crisis climática y ecológica global.

Te puede interesar: Concentración récord de CO2 en la atmósfera: el confinamiento no frenó la crisis climática

Para las estimaciones de su informe Greenpeace se valió de la Global Fire Emissions Database (GFED), herramienta que permite encontrar diferentes datos (áreas quemadas, vegetación existente y focos de calor) a nivel mundial. La GFED discrimina incendios de sabanas, pastizales, matorrales, turberas y zonas de deforestación, entre otros tipos, y brinda "estimaciones históricas de la quema de biomasa mediante la combinación de las emisiones de incendios observadas por satélite en conjunto de datos proxy regionales y datos modelados".

Concluye un año con Argentina en llamas en plena pandemia, con los desmontes sin pausa, sin presupuesto para la ley de bosques y con el proyecto de humedales nuevamente cajoneado, en el marco de una avanzada extractivista con las megagranjas porcinas y los intentos de imponer la megaminería en Mendoza y Chubut. En lugar de emisiones cero, la gestión oficial nos deja cero soluciones.

Mirá el informe completo

Reporte gráfico emisiones por incendios en el Delta by La Izquierda Diario on Scribd




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias