×
Red Internacional

DEUDA Y FUGA DE CAPITALES.¿Quiénes son los empresarios cercanos al Frente de Todos que fugaron en la era Macri?

Fernández anunció que iniciará una denuncia contra el expresidente Macri y otros funcionarios por haber contraído la deuda con el FMI. La deuda financió la fuga que creció considerablemente durante esos años, ¿quiénes fueron los fugadores ligados al Gobierno?

Celeste Vazquez@celvazquez1

Martes 2 de marzo | 22:06

El presidente Alberto Fernández anunció este lunes que impulsará una "querella criminal" para "determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra", en referencia al alto nivel de endeudamiento que contrajo el gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

En su discurso, Fernández afirmó que "endeudar al país de ese modo, permitir que los recursos que ingresaron solo hayan posibilitado la más asombrosa fuga de divisas que nuestra historia registra y que la toma de semejante crédito haya sido resuelta entre gallos y medianoche, sin intervenciones jurídicas y técnicas previas, con total irresponsabilidad y a espaldas de este Congreso Nacional, no puede ser visto de otro modo que no sea una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos".

Te puede interesar: Toussaint: "La estrategia de Fernández con el FMI va en contra del pueblo argentino"

La diputada del FIT Myriam Bregman denunció que ya existen denuncias sobre el expresidente por el proceso de endeudamiento con el FMI.

Además, el Banco Central publicó un informe a pedido del Gobierno Nacional que mostró que en el período comprendido entre enero de 2016 y octubre de 2019 la formación de activos externos conocido como “fuga de capitales” alcanzó los U$S 86 200 millones. La fuga se triplicó en cuatro años. Casi el 30 % de toda la salida de capitales de la era macrista la realizaron 100 agentes sobre los cuales el BCRA no ofrece detalles.

El documento del Banco Central también admite que los fondos del FMI se destinaron a financiar la fuga de capitales, algo que está prohibido en su estatuto en la Sección 1 del Art. VI. A pesar de esto, Fernández y el ministro Guzmán están dispuestos a renegociar la deuda con el Fondo.

Ahora bien, el Gobierno omite en su denuncia quiénes son los fugadores, entre los que se encuentran no solo los amigos de Macri sino también empresarios cercanos al Frente de Todos, y grandes empresas.

Del listado de los 100 mayores fugadores que Horacio Verbitsky publicó El Cohete a la Luna la atención se la llevaron los más conocidos. Las primeras cinco empresas de la lista son: Telefónica, Pampa Energía, Wester Union, American Express, General Motors. También aparecen otras firmas como Grupo Clarín, Techint, Arcor, Aceitera General Deheza.

Pero hay algunos grupos empresarios que tuvieron la “suerte” de pasar un tanto desapercibidos, en relación por ejemplo de empresas como Clarín, que sabemos concentró gran parte de los dardos que salieron del Gobierno y los medios de comunicación afines.

¿Quiénes son los empresarios cercanos al Gobierno de los que nadie habla?

Familia Eskenazi: contando a todos sus integrantes la familia Eskenazi fugó más de 100 millones de dólares. Enrique Eskenazi: 40,5 millones de dólares; Matías Eskenazi Storey 18,2 millones; Valeria Eskenazi Storey: 7,8 millones de dólares; Esteban Eskenazi: 7,4 millones.

Enrique Eskenazi es el padre de la familia y pieza clave del grupo. Gracias a la amistad que supo cultivar con el expresidente Nestor Kirchner en Santa Cruz (provincia de donde ambos son oriundos), el Grupo Petersen (propiedad de la familia) , se convirtió en socio de Repsol – YPF a partir de 2007.

El acuerdo fue muy conveniente para la familia. REPSOL estuvo obligado por contrato a dar el 25 % de su capital a la familia Eskenazi y ésta a su vez se comprometió a pagar de vuelta con los dividendos de REPSOL. El contrato establecía, para garantizar que REPSOL pueda cobrar, que debía distribuir en forma de dividendos el 90 % de sus beneficios. Un negocio más que redondo. Eskenazi también mantenía una buena relación con uno de los ministros más fuerte del ciclo kirchnerista: Julio De Vido.

Además, la familia Eskenazi abrió el camino a un litigio por la nacionalización parcial de YPF, a través de la venta de sus “derechos” en 2015 al fondo buitre Burford, que transcurre en este momento en Nueva York contra el Estado Argentino y podría costar entre 2500 millones de dólares y 14 000 millones de dólares. Luego del paso de los Eskenazi por la petrolera se acordó un pacto neocolonial con Chevron para que explotara, junto a YPF, Vaca Muerta.

Gerardo, Daniel y Adrian Wherthein: son socios y accionistas del grupo Wherthein. El primero fugó 11,8 millones de dólares; el segundo: 6,3 millones de dólares y el tercero: 5,5 millones de dólares. El emporio familiar, dedicado a los bancos y las negocios agropecuarios, data de antes de 1950 y durante todos esos años supo conquistar amistades muy redituables con los distintos gobiernos de turno. Adhirió a la política económica del golpe genocida de 1976 y al finalizar recibió “un regalito”: la estatización de su deuda por 167 millones de dólares. Durante el menemismo fueron beneficiados con la privatización de La Caja de Ahorro y Seguros. En el 2003, a través de Nortel, obtuvo la mitad de las acciones de Telecom. En ese momento, el Gobierno de Nestor Kirchner aplaudió la noticia porque constituía “ el regreso de capitales locales que creen en el país”. Años más tarde, y como devolución de favores, en plena campaña presidencial el 2011 Gerardo Werthein apoyo a Cristina Kirchner. "La mejor candidata es Cristina Kirchner porque es quien está llevando las riendas del país y lo está haciendo muy bien”, dijo sin tapujos.

Mauricio Filiberti: aparece en el listado con 13 millones de dólares. Es uno de los empresarios que compró Edenor junto a José Luis Manzano y Daniel Vila. Filiberti se dedica a la producción de cloro y otros compuestos químicos. Es dueño de la empresa Transclor, que fue una de las beneficiadas con la llegada de la pandemia. En la actualidad es el mayor proveedor de la empresa estatal AySA, que brinda el servicio de agua a la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

El empresario acompaña a Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, desde los tiempos en que se peleó con Cristina Kirchner y lanzó el Frente Renovador, según publicó la revista Noticias. También hay que recordar que Malena Galmarini es la presidenta de AySA, empresa que tiene a Filiberti como su mayor proveedor de cloro.

Además, figuran entre los fugadores Ricardo Benedicto (16,7 millones de dólares), Héctor Cruz (8,5 millones de dólares) y Federico de Achával (4,6 millones de dólares), socios de Cristóbal López en el negocio del juego.

Ricardo Benedicto es amigo y exsocio de Cristóbal López, ligado al kirchnerismo. El empresario fue noticia en 2016, cuando compró el 30 % de las acciones de Cristóbal López en Casino Club e Inverclub.

Benedicto controla el 60 % de Inverclub, que tiene salas de juego en Mendoza, Neuquén, Santa Fe y hasta en los Estados Unidos. Además, es socio del grupo español Cirsa en los barcos de Puerto Madero y las salas de bingo del Hipódromo de Palermo. A través de Casino Club, tiene más de 20 salas en Santa Cruz, Chubut, Misiones y La Pampa. Está entre los 50 empresarios argentinos más ricos, según publicó la revista Forbes

¿Hay que renegociar un acuerdo con el FMI?

El Gobierno a pesar del anuncio de Fernández está dispuesto a honrar y pagar la deuda, como ya lo hizo con el acuerdo con los lobos de Wall Street, cuando aceptó ceder 17.000 millones de dólares adicionales respecto de la oferta inicial de abril, y a renegociar el acuerdo con el FMI, una deuda odiosa. Un acuerdo con el organismo vendrá de la mano de nuevas contrarreformas (reforma laboral, previsional) y mayor ajuste para el pueblo trabajador

El Frente de Todos propone seguir negociando el pago de una deuda tomada en contra de los intereses del pueblo y que como vimos beneficia solo a unos pocos y que, aunque casi nadie lo diga, están a los dos lados de la grieta.

La deuda es un mecanismo de dominación y saqueo de las potencias imperialistas sobre los países atrasados y dependientes como la Argentina. Por este motivo, es necesario el desconocimiento soberano de la deuda, junto con otras medidas elementales como la nacionalización de la banca y el monopolio estatal del comercio exterior.

Mientras esto no suceda, entre los beneficiados estarán los amigos del poder a un lado y al otro de la grieta mientras millones de personas se siguen hundiendo en la pobreza.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias