×
×
Red Internacional

La discriminación del Estado para con los pueblos originarios se agudiza en el marco de la cuarentena. En Tartagal no dejan que los miembros de las comunidades lleguen a la municipalidad y el día de hoy fueron relegados a interminables esperas en la terminal de la ciudad.

Viernes 17 de abril de 2020 | 19:42

Caciques de comunidades originarias en Tartagal que esperaban recibir una mínima ayuda del Estado para poder palear las cada vez más profundas consecuencias de la crisis, fueron relegados a una espera de 5 horas en la terminal sin permitir acceder a la municipalidad. "Nosotros nos sentimos muy discriminados" fue la frase que utilizó Modesto Rojas, cacique de la comunidad wichí Fwolit.

Con gran angustia, Modesto contó que estuvieron desde las 8 am hasta las 13h esperando ser atendidos y con el deseo de recibir una mínima ayuda que les permitiera a los hermanos originarios llevar algo a sus comunidades. La vuelta a sus territorios los encontró con las manos vacías y con el sentimiento, ya conocido y recurrente, de la discriminación.

Estas mismas páginas han sido instrumento de denuncia en numerosas oportunidades de las violencias ejercidas contra los pueblos originarios, por los gobiernos racistas, tanto nacional como provincial y municipal. El Estado con sus políticas de beneficio a los empresarios del agronegocio, lleva adelante un verdadero plan de exterminio de las comunidades, siendo responsables del despojo de sus territorios, y negándoles sus derechos más básicos, como el agua, el alimento y la salud.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias