×
×
Red Internacional

Rodolfo Tecchi, en conferencia de prensa, junto a la Rectora del IUPS la Lic. Calvó y el Ministro de Seguridad, Corro, dieron más detalles sobre el acuerdo que se firmó el año pasado entre la Universidad y las fuerzas policiales.

Sábado 27 de febrero de 2021 | 10:45

¿De qué trata este convenio y en qué nos afecta a las y los estudiantes?

Básicamente quieren que los universitarios pongamos nuestros conocimientos en función de la Policía, ya que firmaron para que todos los estudiantes avanzados en algunas carreras de la Universidad pueden incorporarse, con su saber específico, a la carrera de agente de Policía o al servicio penitenciario. El objetivo de este acuerdo, dijo la Rectora del IUPS es: "mejorar el desempeño y la operatividad de las distintas áreas de seguridad mediante estudiantes preparados en la UNJu".

¿Para qué quieren utilizar este convenio?

La relación entre universidad y policía pretende por un lado lavarle la cara a las fuerzas represivas utilizando el prestigio de la Universidad, engordar sus filas, poner los conocimientos de la Universidad en pos de hacer más eficiente la política represiva y tener injerencia dentro de la misma.
Para el Ministro de Seguridad: "el convenio firmado el año pasado permite profesionalizar la fuerza. Siendo uno de los objetivos principales del proceso de modernización".

La rectora del Instituto Universitario Provincial de Seguridad planteó que "el objetivo es mejorar el desempeño y la operatividad de las distintas áreas de seguridad mediante estudiantes preparados en la UNJu".

Y por su parte Rector Tecchi mencionó que “este acuerdo con el IUPS es importante y trascendente. Estamos avanzando con la posibilidad de que aquellos estudiantes que están terminando su carrera universitaria al mismo tiempo puedan postularse a los distintos cargos de la fuerza”.

Mientras los presupuestos universitarios vienen en caída desde hace años, las becas son insuficientes, abundan los problemas estructurales; en una provincia donde sólo 1 de cada 20 logra recibirse y luego del año con mayor deserción estudiantil en el país, la oferta para los jóvenes en el 2021 es que se mantengan como puedan en una Universidad cada vez más expulsiva o meterse en las fuerzas.

La inflación se come los bolsillos de las y los laburantes, seguimos en pandemia y aún no hay vacunas para las mayorías pero si para los privilegiados. Siguen empeorando las condiciones de vida de las mayorías y los sectores más vulnerables. No se necesitan más policías ni presupuesto para aumentar la represión, los recursos se tienen que destinar a educación, a salud, a tener trabajo con derechos. Basta de ajustar el futuro de las y los pibes!

Nunca seré policía

Son cientos los jóvenes que buscan un laburo, un sueldo para sobrevivir a la constante inflación y escapar de la precariedad. Desde el inicio de año vemos como se ofrece la posibilidad de hacerse cana, ahora también con el aval de la Universidad, pero ¿te parece que la salida es sumarte a las fuerzas policiales?

Las responsables del gatillo fácil, ligadas a las redes de trata, al delito organizado, las que reprimen si salís a pelear por tus derechos. No olvidemos que la policía es el brazo armado de un Estado que no es neutral, sino capitalista, y que defiende los intereses de los empresarios y no de la clase trabajadora y sectores populares.

Esa es la función social y política de la policía. En El Estado y Revolución de Lenin, tomando los pasajes de Engels, afirma que el Estado es una “fuerza” que surge de la sociedad pero se separa situándose por encima de ella. Esa fuerza consiste en “destacamentos especiales de hombres armados que disponen de cárceles y otros elementos.” Es decir, los que tienen el poder, para defender sus intereses, necesitan de estas fuerzas.

Te puede interesar: Jujuy: ¿Qué es el código contravencional y por qué derogarlo?

Por eso son los que reprimen cada movilización de los trabajadores, de los y las que levantan la cabeza contra lo establecido, como ocurrió recientemente frente a la Legislatura con la represión a diputados, trabajadores, mujeres y jóvenes para impedir la asunción de Gastón Remy. No se puede esperar que las fuerzas sean reformadas, porque como dejan en claro las familias que pelean por contra el gatillo fácil, las familias que se enfrentan a la violencia policial en Alto Comedero o recientemente las enormes movilizaciones por Úrsula, no es un policía es toda la institución.

Esta institución que sostiene el régimen policiaco de Morales, que persigue y criminaliza a la juventud en los barrios, que reprime a las y los trabajadores, no puede tener injerencia en la Universidad. No queremos que se ponga al servicio de otorgar conocimientos y lavarles la cara a las fuerzas represivas, por el contrario, queremos poner nuestros conocimientos al servicio de la clase trabajadora y sectores populares, y pelear porque ningún estudiante se quede afuera, que no sean obligados a elegir entre estudiar o trabajar, o peor aún, unirse a las fuerzas represivas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias