×
×
Red Internacional

El diputado nacional del Frente de Izquierda y obrero municipal de Jujuy denunció que tras la campaña de estigmatización y criminalización de las organizaciones sociales se esconde el interés de quienes gobiernan por controlar los planes sociales en medio de la profunda crisis económica y social. “Los desocupados están poniendo sobre el tapete una problemática social. Acá hay gente que exporta en dólares y gente que no llega a fin de mes”, sentenció.

Viernes 24 de junio | 15:02

Alejandro Vilca, diputado nacional por jujuy del PTS en el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad, denunció una campaña de criminalización contra los movimientos de desocupados y las organizaciones sociales, por parte de las dos coaliciones mayoritarias, la ultraderecha y parte de las empresas periodísticas. Lo hizo este jueves a la noche en el canal A24 , donde compartió mesa con el diputado del Frente de Todos y exministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo.

Algunas de la definiciones centrales de Vilca

- “El trabajo que se está creando es cada vez trabajo de menor calidad. Bajos salarios, condiciones paupérrimas, sin derechos sociales ni sindicales. Por otro lado está el fenómeno de muchos que, aún teniendo trabajo en blanco, tienen salarios de pobreza. Hoy, para no ser pobre, tenés que superar los $ 100.000 y la gran mayoría de los trabajadores no lo logran. Y están los desocupados, algo que todavía no se resuelve”.

  •  “Vemos cómo se discute ‘quién administra’ (los planes sociales). ¿No es raro que, faltando un año para las elecciones, en el poder político los gobernadores o los intendentes quieren controlar eso? Estamos discutiendo esto después del discurso de Cristina, cuando planteó la necesidad de que esto pase a la órbita de los gobernadores o a los municipios. Nadie puede decir que eso no vaya a ser aprovechado por esos sectores políticos para hacer clientelismo”.
  •  “Eso se suma a un discurso de criminalización o estigmatización de los movimientos sociales. Esto comenzó hace tiempo, con (el ministro Juan) Zabaleta diciendo que son extorsionadores cuando se hicieron los acampes frente a Desarrollo Social. Hay una causa judicial donde está el fiscal Marijuan. Sin ningún fundamento, Marijuan agarra el Clarín y dice ‘bueno, como lo dijeron los dirigentes voy y les hago una causa’. Está (Rodríguez) Larreta diciendo que hay que quitarles los planes. Y la ultraderecha de Milei y Espert diciendo que son todos delincuentes”.
  •  “Estigmatizan a los pobres, a aquellos que reclaman, pero acá lo que no se discute es cómo crear fuentes genuinas de trabajo. Desde el Frente de Izquierda hemos propuesto en el Congreso la necesidad de reducir la jornada laboral a seis horas. Solamente aplicándolo a las 12.000 principales empresas de Argentina se podrían crear un millón de puestos de trabajo sin reducción del salario”.
  •  “Los desocupados están poniendo sobre el tapete una problemática social. La desocupación, la desigualdad social. Por un lado gente que exporta en dólares, que quiere remarcar los precios y, por el otro, gente que no llega a fin de mes. Eso es lo que no podemos ocultar. No es que la gente sale a protestar porque quiere molestar. No. Sale porque necesita llegar a fin de mes. Hoy un plan social está en $ 19.000 y no alcanza”.
  •  “Hace cinco años vos me veías recorrer los barrios de Alto Comedero, en Jujuy, detrás del camión de recolección de residuos, como obrero municipal. Después de una histórica elección llegamos a la Cámara de Diputados de la provincia de Jujuy y hace seis meses llegamos al Congreso. Eso muestra la organización de los trabajadores a nivel nacional y a la izquierda que viene creciendo. Es una alternativa real. No somos parte de la casta”.
  •  “La campaña contra el movimiento de desocupado se profundizó en Jujuy y Gerardo Morales la traslada al conjunto de los trabajadores. Es un régimen muy policíaco que a todo aquel que sale a protestar lo mete preso o le abre causas. A los docentes en Jujuy, frente a la inflación que calculamos que va a ser el 60 o 70 %, les está dando apenas un 18 % de aumento salarial. Es una locura. Son gobiernos que en el interior ajustan cada vez más a los trabajadores”.


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias